Foto. Pixabay
Foto. Pixabay
COMPARTE

La Administración Healey-Driscoll en Massachusetts otorgó $372,000 a 14 organizaciones para proporcionar lecciones gratuitas de natación a residentes de todas las edades en un esfuerzo por aumentar las oportunidades para aprender a nadar y mejorar la seguridad en el agua. La financiación se otorga a través del programa Safe Water Initiative Massachusetts (SWIM) y se prioriza a las organizaciones que sirven a comunidades de justicia ambiental.

El objetivo es garantizar que todos los residentes tengan la oportunidad de aprender a nadar sin preocuparse por las barreras financieras. La gobernadora de Massachusetts  Maura Healey y la vicegobernadora Kim Driscoll destacaron la importancia de la natación como una habilidad vital y la necesidad de proporcionar un ambiente seguro con conocimientos del deporte para todos. El programa también aborda los desafíos de las altas temperaturas en áreas urbanas debido a la crisis climática.

Además de la financiación, el Departamento de Conservación y Recreación de Massachusetts ha implementado medidas para garantizar la seguridad en las playas y piscinas públicas como pruebas de calidad del agua, señalización de seguridad en varios idiomas e instalaciones de salvavidas. 

SWIM también ofrece el programa Learn to Swim que consiste de clases para niños de 4 a 12 en piscinas administradas por la agencia y amplía el acceso a aquellos que más lo necesitan.

COMPARTE
ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *