Gobernador Charlie Baker. Foto: Flickr.

El gobernador Charlie Baker y la alcaldesa Michelle Wu se enfrentaron públicamente por problemas de la zona de Mass.& Cass en Boston, demostrando sus diferentes enfoques ante la crisis de personas sin hogar y la urgencia de la situación a medida que se acerca el invierno.

Días después de que Wu dijera que el estado debe “dar un paso adelante como socio” para mejorar las condiciones de aproximadamente 200 personas que se congregan en la zona a diario, el gobernador Baker expresó su desacuerdo: “Pensé que teníamos una asociación”.

“De hecho, pensé que debía ser un error o algo así”, dijo el gobernador, sobre las declaraciones de Wu el jueves durante una entrevista en “Boston Public Radio” de GBH.

Luego de las declaraciones de Baker; la alcaldesa, se mostró diplomática pero firme, manifestando que agradecía los esfuerzos del estado, en particular la financiación de cientos de viviendas especializadas, y añadió: “No habría ocurrido si la ciudad no hubiera insistido y presionado para ello”.

Con una lista de espera, aproximadamente de 150 personas, para recibir alojamiento y tratamiento, dijo, “nadie está haciendo lo suficiente”.

Wu indicó que si el estado sólo actúa cuando las ciudades insisten y presionan para ello, la necesidad seguirá superando la oferta.

“Atenderemos sólo a los que podamos, y eso no será todo el mundo», dijo Michelle Wu. “Seguiremos haciendo nuestra parte en Boston, y nos esforzaremos por más, también seré honesta sobre lo que necesitamos de nuestros socios en otros lugares para resolver esta situación”, agregó.

El sufrimiento en la intersección de la Massachusetts Avenue and Melnea Cass Boulevard ha sido un reto importante en el primer año de la alcaldesa en el cargo.

“En algún momento, la ciudad tiene que lidiar con esos traficantes de drogas que simplemente se cuelan allí y se aprovechan de la gente”, dijo Baker.

Wu defendió el enfoque de la ciudad, indicando que ha mejorado enormemente el panorama en Mass. y Cass. Unas 62 personas que habían estado viviendo en la calle se han trasladado a viviendas permanentes, y las unidades temporales de bajo umbral albergan a 188 personas, la gran mayoría junto a un plan de vivienda.

“Ya no hay estructuras permanentes allí, ni incendios frecuentes, y el tamaño de la multitud se ha reducido”, dijo la alcaldesa, también solicitó al estado construir 1,000 unidades de viviendas de bajo umbral fuera de Boston. 

La secretaria de salud y servicios humanos del estado de Massachussets, Marylou Sudders, escribió que se ha invertido $33.6 millones en la creación de 380 unidades de este tipo en toda la región. La administración de Wu, dijo que no tiene conocimiento de ningún plan específico sobre a dónde irán esas unidades de vivienda. Algunas comunidades se resisten a levantarlas dentro de sus fronteras.

Baker dijo que le ordenó a Sudders escribirle a Wu para “aclarar las cosas” sobre los esfuerzos del estado.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *