Las estadísticas determinaron que Massachusetts se encuentra en noveno lugar con mayores problemas de contratación en Los Estados Unidos. Imagen: Depositphotos

WalletHub publicó recientemente los datos actualizados sobre los estados de 2022 en los que los empleadores tienen más dificultades para contratar. El estudio registro una tasa del 62.3 % una de las más bajas en décadas en cuanto a la participación laboral.

Para determinar donde los empleadores tienen mayores dificultades para contratar, WalletHub comparó los 50 estados y el Distrito de Columbia en función de la tasa de ofertas de trabajo tanto del último mes como de los últimos 12 meses.

Las estadísticas determinaron que Massachusetts se encuentra en noveno lugar con mayores problemas de contratación en Los Estados Unidos. La tasa de ofertas de trabajo durante el último mes fue del 7.00 % y la tasa de ofertas de empleo en los últimos 12 meses fue del 7.58 %.

 En el estudio WalletHub muestra la opinión de varios expertos, en cuanto a algunas interrogantes:

¿Por qué los empleadores tienen dificultades para cubrir los puestos de trabajo?

“No están satisfaciendo las necesidades de sus empleados, lo que en un mercado laboral ajustado significa que es difícil atraer y mantener a los trabajadores. No se trata simplemente de que los empleadores no paguen lo suficiente, aunque ciertamente eso es parte de ello. Lo que sucedió durante la pandemia es que las personas tenían tiempo libre para reevaluar su equilibrio entre el trabajo y la vida personal, las trayectorias profesionales y los objetivos profesionales, y realmente comenzaron a priorizar la calidad de su entorno laboral. Las personas se volvieron menos tolerantes con las malas condiciones de trabajo, los bajos salarios y la falta de flexibilidad, y descubrieron que tenían otras oportunidades laborales y no tenían miedo de cambiar de trabajo. Y algunos empleadores no han estado dispuestos a mantenerse al día con los tiempos cambiantes”. Manifestó Steve Striffler, PhD y director del Centro de Recursos Laborales, de la Facultad de Artes Liberales, de Boston Massachusetts University.

 “Hemos estado operando en un mercado laboral muy ajustado durante mucho tiempo. Parte de esto es que muchos se jubilaron o abandonaron la fuerza laboral durante el punto álgido de la pandemia. Estados Unidos también ha visto una caída significativa en la inmigración legal en los últimos años. Las tendencias demográficas también han contribuido. Hay trabajos disponibles, pero menos personas para ocuparlos. Casi cualquier persona que quiera trabajar puede encontrar un trabajo, y aquellos con habilidades valiosas probablemente obtengan múltiples ofertas de trabajo. Debido a esto, los empleadores se ‘superan’ entre sí en términos de salario, flexibilidad o beneficios… Además, con el trabajo remoto y desde el hogar mucho más posible, muchos empleados están dejando los trabajos ‘en la oficina’ por otras oportunidades, a menudo fuera de su mercado laboral local”.

Profesor Ph.D. Scott Behson, Fairleigh Dickinson University; autor de The Whole-Person Workplace: Building Better Workplaces Through Work-Life, Wellness, y Employee Support.

 ¿Cómo pueden los empleadores atraer y retener empleados durante este período problemático?

 Una de las formas en que los empleadores pueden atraer y retener trabajadores durante este período es tener muy claro el tipo de persona que quieren atraer y retener, comprender cómo sus demandas se diferencian de las de sus competidores en el mercado laboral y ofrecer los tipos de salario y experiencia laboral específicamente adaptados a ese tipo de persona”. Dijo Alan Benson profesor asociado de la University of Minnesota.

“En ocasiones, los empleadores adoptan una visión demasiado limitada; por ejemplo, el deseo de contratar a la mejor persona por poco dinero no deja mucho espacio para la estrategia. Los empleadores pueden decidir que su modelo de negocio les permite ofrecer un alto grado de autonomía y flexibilidad en la vida laboral, y así pueden personalizar su salario, flujo de trabajo y cultura en torno a ese servicio”. Agregó el profesor Benson.

“Los empleadores pueden ofrecer una compensación más alta y mejores condiciones de empleo no salariales. Permitir que los trabajadores trabajen de forma remota es un beneficio que puede ayudar a retener a los trabajadores que podrían querer renunciar para reubicarse. Las horas de trabajo flexibles podrían atraer a los trabajadores potenciales con niños pequeños al empleo”. Indicó Michael L. Bognanno, Ph.D. director del departamento y profesor de economía, Temple University.

 En su opinión, ¿este desequilibrio en el mercado laboral seguirá siendo un problema durante todo 2022 o se resolverá más rápido?

 “El mercado laboral ha estado ajustado durante mucho tiempo e inevitablemente habrá algo de relajación…creo que seguirá siendo un buen momento para los empleados y empleados potenciales hasta bien entrado el próximo año. Los empleadores deben adaptarse a esta realidad a mediano plazo reconociendo mejor las necesidades de los empleados y valorando a la persona en su totalidad”. Señaló el professor Scott Behson.

“En mi estimación, el desequilibrio continuará a lo largo de 2022 y probablemente mucho más allá. Estados Unidos no es el único país que enfrenta escasez de mano de obra, un impacto inflacionario en los salarios y falta de trabajadores calificados. Esta dinámica del mercado no va a desaparecer pronto, y los trabajadores calificados, sin importar de dónde sean, seguirán teniendo una gran demanda”. Afirmó Don Kjelleren director ejecutivo, del Centro ’68 para la Exploración de Carreras, Williams College.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *