Downtown Boston | Autor Raúl A. Rodríguez | Flickr.

El Registro de Vehículos Motorizados (RMV) implementará  próximamente una nueva política que penalizará a los propietarios de automóviles que esperen más de un año para renovar las calcomanías de inspección.

La nueva politica  está cambiando la forma en que se manejan las inspecciones de automóviles tardías que podrían costar más dinero a algunos conductores.

A partir del 1 de noviembre, cualquier propietario al que le falte una etiqueta de inspección recibirá una nueva en enero del año siguiente, independientemente del mes de inspección. Los propietarios que reciban sus inspecciones a tiempo seguirán recibiendo una nueva calcomanía del mes de inspección que es válida para todo el año.

Los funcionarios del RMV dijeron que los cambios tienen como objetivo mejorar la seguridad, pero también monitorear las emisiones de los vehículos para reducir la contaminación. «Los propietarios de vehículos deben realizar su inspección un año después del mes de su última inspección. Les pedimos a todos los propietarios de vehículos que prioricen la seguridad y se aseguren de no perder su fecha de inspección», dijo Colleen Ogilvie, Registradora de Vehículos Motorizados. 

Estos cambios no afectan los requisitos para que los vehículos recién comprados pasen una inspección o los requisitos de tiempo para recibir una inspección, que deben pasar dentro de los 7 días posteriores a la fecha de registro del vehículo. Conducir con pegatinas caducadas o sin visibilidad puede dar lugar a multas, sanciones o incluso la suspensión.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.