A través de una audiencia pública liderada por los fiscales de distrito y alguaciles de todo Massachusetts, el jueves 14 de abril se analizaron los beneficios del proyecto Work and Family Mobility Act, que permitiría a residentes indocumentados obtener una licencia de conducir del estado.

El evento organizado por 32BJ SEIU y Brazilian Worker Center, contó con discursos de varios funcionarios, entre ellos la fiscal del condado de Bershire, Andrea Harrington; el alguacil de Suffolk, Steven Tompkins; el alguacil de Norfolk, Patrick McDermott.

«Este proyecto de ley no permitirá votar a las personas indocumentadas ni les otorgará ningún otro beneficio; los hará más seguros y responsables al ser identificables (…) Esto trata de seguridad y oportunidades, necesitamos darles preparación y entregarles las licencias para que puedan conducir», señaló el alguacil de Suffolk, Steven Tompkins.

La fiscal del condado de Bershire, Andrea Harrington, comentó que este proyecto, de convertir en ley, » dignificará a los inmigrantes que son esenciales para nuestras comunidades y hará que las carreteras sean más seguras para todos los conductores».

El alguacil de Dukes, Robert Ogden, señaló que de 2017 a 2021 «tuvimos más de 200 vehículos operando sin licencia, no digo que todos sean inmigrantes indocumentado, pero la mayoría sí». También hizo énfasis en que esta medida evitaría muchos arrestos que se dan actualmente por falta de licencias.

«Los inmigrantes indocumentados necesitan viajar con más frecuencia porque no hay suficientes viviendas en la isla (Marthas Vineyard), lo que resulta en más arrestos», dijo. «Necesitamos aprobar el proyecto de ley ahora para que puedan mantener legalmente a sus familias», aseguró.

Lenita Reason, coodirectora de Brazilian Worker Center, destacó que después de 20 años están todos (los funcionarios) en la misma página con el objetivo de apoyar el proyecto de ley. «Contamos con todos ustedes para hacerle saber al Senado que es hora de avanzar».

Después de ser aprobada por la Cámara de Representantes de Massachusetts el 16 de febrero por mayoría, la propuesta de ley ahora espera la acción del Senado estatal. El 25 de marzo, la presidenta del Senado, Karen Spilka, dijo: “Espero llevar la Work and Family Mobility Act al pleno para que pueda convertirse en ley”.

De contar con el visto bueno de los senadores, el proyecto luego pasaría por el escritorio del gobernador Charlie Baker.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.