(Foto: Redes Massachusetts Coalition for the Homeless)

La Administración Baker informó a los inquilinos y propietarios que los programas de asistencia de pago de alquiler que son financiados por el gobierno federal dejarán de aceptar solicitudes el 15 de abril.

Esta decisión se debe al saldo restante de los fondos disponibles. Todos los planes de Asistencia de Alquiler de Emergencia ofrecidos por el estado se verán afectados.

La medida incluye el Programa de Asistencia de Alquiler de Emergencia (ERAP), el programa de Asistencia de Alquiler de Emergencia de Vivienda Subsidiada (SHERA) y el programa ERAP-Enhanced HomeBASE.

El Departamento de Vivienda y Desarrollo Comunitario, en asociación con su red de Agencias Administradoras Regionales, ha distribuido más de $582 millones a aproximadamente 72,000 hogares desde el comienzo de la pandemia de COVID-19 y anticipó que utilizará los $800 millones de los fondos federales restantes para financiar los programas antes de finalizar del año fiscal en curso.

Las organizaciones advierten sobre las consecuencias devastadoras para miles de familias e individuos en todo el Estado Libre Asociado que enfrentan una grave inestabilidad de vivienda, si el estado sigue adelante con la fecha prevista de finalización del 15 de abril para las solicitudes de ERAP.

“En un momento en que el desempleo todavía está presente en las comunidades más afectadas por el COVID-19, cuando el cuidado de los niños sigue siendo de difícil acceso y está más caro que nunca, la inflación está golpeando los bolsillos de todas las familias y los costos de la vivienda se están disparando (…) debemos actuar con urgencia para promover la estabilidad y la equidad en la vivienda», señaló la organización Massachusetts Coalition for the Homeless en un comunicado.

Según la información recopilada por la Oficina de Análisis Económico (BEA), Massachusetts es uno de los cinco estados más caros en los que puede vivir en los Estados Unidos, de acuerdo con la paridad general de precios.

“Los impactos desastrosos de los recortes del 15 de abril podrían evitarse si el gobernador y la legislatura estatal actúan rápidamente”, indicaron los defensores de la vivienda. “Hacemos un llamado a la Administración Baker para que mantenga abierto el proceso de solicitud de ERAP. También pedimos a la Legislatura que reponga de inmediato los fondos y amplíe el acceso al programa RAFT financiado por el estado. Debemos actuar ahora para garantizar una recuperación equitativa y segura para los residentes de Massachusetts”.

Los defensores señalan que Massachusetts podría asignar los fondos necesarios para ERAP e iniciativas relacionadas de prevención de personas sin hogar al retirar una parte de los aproximadamente $2.3 mil millones disponibles en fondos del American Rescue Plan, $4.6 mil millones en el fondo estatal para días lluviosos y un estimado de $650 millones en fondos excedentes restantes del año fiscal 2022.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.