(Foto: Boston Inspectional Services)

Autoridades encontraron a empleados de aerolíneas alquilando una vivienda ilegal en East Boston. Los Servicios de Inspección indicaron que 12 personas, todas auxiliares de vuelo, vivían en un piso de la propiedad ubicada en la calle Geneva cuando hacían escalas.

El edificio era un garaje convertido en apartamento. Después de recibir una denuncia el martes 5 de abril, los investigadores encontraron varias irregularidades en el interior: el sistema de alarma contra incendios no funcionaba, cocina y baños instalados sin permisos y presencia de materiales inflamables.

Autoridades aclararon que los auxiliares de vuelo simplemente usaban el lugar, que presuntamente estuvo operando durante 10 años como un punto de descanso para luego continuar con sus viajes.

Se cree que las personas que se alojaban allí pagaban $300 al mes. El Departamento de Bomberos recibió el reporte de un inquilino, quien llamó para informar sobre una alarma de humo defectuosa y así fue como los inspectores se dieron cuenta que el espacio no cumplía con los estándares.

La propiedad se consideró no apta, por lo que se pidió a todos los que se alojaban allí que se fueran. El propietario ahora tendrá que presentar permisos con la ciudad para convertirlo en un espacio habitable antes de que alguien pueda volver a mudarse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.