La entrada principal del Mass General Hospital en Boston, Massachusetts. (Foto: Whoisjohngalt - Wikimedia)

Mass General Hospital acordó pagar $14.6 millones para resolver una demanda en la que se alega que aprendices de medicina realizaron cirugías sin la supervisión adecuada. Asimismo, indica que los cirujanos a cargo se ausentaban por tener programadas operaciones en otro quirófanos.

La denuncia señala que algunos de los miembros del equipo ortopédico del hospital se involucraron en cirugías superpuestas que violaron las reglas federales de Medicare y el Medicaid estatal.

El Boston Globe informó que fue la Dra. Lisa Wollman, exanestesióloga del MGH, quien presentó la demanda. Wollman aseguró que cinco cirujanos mantuvieron a los pacientes bajo anestesia más tiempo del necesario porque estaban realizando operaciones en dos quirófanos a la vez.

Tal parece que dicha situación habría generado la sobrefacturación de la anestesia y, además, ocasionó que algunas cirugías se realizaran sin la debida supervisión.

“Hice esto enteramente por la seguridad del paciente y la transparencia”, dijo Wollman, quien ahora trabaja en el New England Baptist Hospital y renunció a su puesto como profesora asistente en la Escuela de Medicina de Harvard cuando dejó MGH después de 24 años

En el acuerdo, el MGH no admitió responsabilidad alguna y las autoridades enviaron un correo electrónico a la comunidad hospitalaria indicando que estaban complacidas de resolver el problema sin más litigio.

“Si bien el MGH siempre ha cumplido con los requisitos legales con respecto a la cirugía superpuesta, consideramos que sería más prudente resolver el asunto por completo mediante un acuerdo”, escribieron el presidente del MGH, el Dr. David FM Brown y la Dra. Marcela. del Carmen, presidenta de la organización de médicos del hospital.

La Fiscal General Maura Healey, cuya oficina aprobó el acuerdo, señaló que las aseguradoras de salud de Massachusetts compartirán el dinero del acuerdo.

“Los pacientes deben estar completamente informados sobre los detalles de cualquier procedimiento médico, especialmente cuando se trata de cirugías simultáneas”, indicó Healey en un comunicado. “Este acuerdo regresa casi $2 millones a MassHealth y al Group Insurance Commission, además exige a Mass General Brigham actualizar los formularios de consentimiento para mejorar la transparencia”.

Durante años, los líderes de MGH han defendido la cirugía superpuesta, asegurando que a través de esta práctica se puede impulsar el trabajo de los médicos más talentosos y permitir a los cirujanos en formación realizar tareas rutinarias como cerrar heridas quirúrgicas.

El bufete de abogados que representó a la Dra. Wollman indicó que inicialmente el caso fue presentado en 2015 han seguido insistiendo en el ámbito legal para dar respuesta a la situación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.