Los neoyorkinos salieron de compras este viernes 26 de noviembre, durante el Black Friday, en la ciudad de Nueva York, pese al aumento de casos de COVID-19. Muchos usaron cubrebocas por precaución. | Foto: Efe.

La gobernadora de Nueva York, Kathy Hochul, declaró un estado de emergencia el viernes en respuesta a un aumento repentino de las infecciones por COVID-19 y la amenaza de la variante ómicron, recién detectada en Sudáfrica. Con esta acción el estado es uno de los primeros en Estados Unidos en imponer medidas contra la nueva mutación.

¿Por qué es importante? Como parte de la emergencia, el Departamento de Salud de Nueva York podrá limitar la atención no esencial y no urgente hasta al menos el 15 de enero, para garantizar que tendrán una mayor capacidad de respuesta.

  • Los hospitales con menos del 10% de capacidad de camas o aquellos designados por el estado estarán autorizados a examinar a los pacientes y restringir las admisiones para mantener las camas disponibles para los casos más urgentes.
  • Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) informaron el viernes que la variante ómicron aún no se había detectado en los Estados Unidos. Sin embargo, Hochul comentó: “Ya viene”.
  • La gobernadora instó a los neoyorquinos a usar cubrebocas en lugares públicos cerrados, se hagan la prueba cuando fuera apropiado y permanezcan en casa si están enfermos. 
  • Hochul les pidió a los residentes que se vacunen contra el coronavirus o reciban un refuerzo.

El contexto: Nueva York ha vacunado completamente a poco más de dos tercios de sus residentes, según cifras analizadas por The Washington Post. Cerca de 80% de los 20 millones de residentes del estado han recibido al menos una dosis, según la oficina del gobernador.

  • Hochul señaló en su orden ejecutiva que el virus se transmite a tasas no vistas desde abril de 2020, cuando Nueva York estaba en el centro de la pandemia mundial.
  • La orden de Hochul llegó el mismo día en que la administración de Joe Biden anunció que restringiría los vuelos desde países del sur de África.
  • Los principales expertos en enfermedades infecciosas del país, incluido Anthony S. Fauci, pidieron cautela incluso cuando reconocieron que se desconocía mucho sobre ómicron.
  • La Organización Mundial de la Salud designó a ómicron como una variante de preocupación el viernes.
  • Los funcionarios de salud de Estados Unidos están en contacto con sus homólogos sudafricanos para obtener más información sobre la variante ómicron, informó Fauci.

¿Qué dicen? “Este es un desarrollo preocupante que debemos observar muy de cerca y estar preparados para abordarlo como ciudad, estado y país”, dijo el alcalde electo de Nueva York, Eric Adams, sobre ómicron. 

  • “Nuestros funcionarios de salud deben… tener opciones de respuesta disponibles en caso de que resulte ser significativamente más virulento”, añadió Adams en un comunicado.
  • “Queremos averiguar, de científico a científico, qué está pasando exactamente”, dijo Fauci en una intervención en New Day de CNN.
  • A pesar del anuncio de los CDC de que no se había detectado ómicron en Estados Unidos, Fauci no descartó la posibilidad de que la variante haya llegado al país. “Todo es posible”, dijo.

Fuente principal de la noticia: The Washington Post.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.