Por: Deborah Becker

Click here to read this article in English, by WBUR


Tras varios meses desde que los casos COVID-19 empezaron a bajar en los reportes de cárceles y prisiones de Massachusetts, autoridades informaron en la primera semana de noviembre sobre un repunte de contagios.

Aproximadamente 100 detenidos de Middleton House of Correction tienen COVID-19, según el Departamento del Alguacil del condado de Essex. El 11 de noviembre se reportaron 57 casos activos en la cárcel.

La mayoría de los casos corresponde a reclusos que han sido vacunadas y presentan síntomas leves, según un portavoz del Alguacil del condado de Essex, Kevin Coppinger. Además, unos 28 empleados, proveedores y voluntarios de Essex dieron positivo.

Las visitas en persona siguen suspendidas en la cárcel y se han implementado medidas preventivas y de sanitización adicionales, según un comunicado de la oficina de Coppinger. En su último informe al estado el 15 de octubre, la cárcel reportó cero casos activos entre los encarcelados.

En el condado de Bristol, hay 47 casos activos entre los detenidos. El Departamento del Alguacil del condado de Bristol informó que muchos de los casos positivos están terminando el aislamiento médico.

Hay siete casos activos entre los detenidos en la Casa Correccional del Condado de Middlesex, según el Departamento del Alguacil.

Por su parte, el Departamento de Corrección indicó que actualmente hay 12 casos activos entre los detenidos en las cárceles estatales. Eso incluye 10 casos en el Centro de Abuso de Alcohol y Sustancias de Massachusetts en Plymouth. También se reportó un caso en MCI Cedar Junction y otro en MCI Framingham.

En un informe enviado al estado el el 15 de octubre, el departamento señaló que no había casos entre los que estaban bajo su custodia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.