Este niño migrante cubano sobrevivió al naufragio, pero murió en la selva del Darien
Este niño migrante cubano sobrevivió al naufragio, pero murió en la selva del Darien

Un niño migrante cubano identificado como Bryan Rommel Corrales Bravo, de 14 años, murió de un infarto el pasado domingo mientras atravesaba la región del Darién, una selva fronteriza entre Panamá y Colombia, con su familia. 

El joven era uno de los sobrevivientes del naufragio de una embarcación que iba desde Necoclí, Colombia, con destino a Panamá y que se registró el 10 de octubre. En el hundimiento del bote murió su madre, informó la Defensoría del Pueblo de Colombia.

El contexto: Pese a la tragedia, los familiares del niño migrante continuaron su recorrido rumbo a Panamá. Los allegados de Bryan Rommel trasladaban el cuerpo e intentaron encontrar a alguna autoridad para entregarlo, pero los guías del Darien les sugirieron que era mejor sepultarlo. 

  • A 50 metros de la desembocadura de la quebrada la Resbalosa al Río Muerto, aún en territorio neogranadino, fueron enterrados los restos de Bryan Rommel.
  • El cuerpo no ha podido ser trasladado al casco urbano del municipio colombiano de Acandí, debido a las fuertes lluvias, que han generado inestabilidad en el terreno y crecida de ríos. 
  • Los migrantes informaron que tras el naufragio de su embarcación, los coyotes que los cruzaban los amenazaron de muerte si daban detalles de cómo operan. 
  • El naufragio dejó como saldo 21 sobrevivientes, tres personas muertas y seis desaparecidos, entre ellos tres menores de edad.

¿Qué dicen? «Esperamos que con nuestros defensores comunitarios podamos tener nuevamente contacto con la familia de Bryan, cuando ellos lleguen a Panamá. Hemos dialogado con agencias de cooperación para su recibimiento y atención en ese país», informó la Defensoría del Pueblo colombiana.

  • Carlos Camargo, defensor del Pueblo, expresó su pesar por la muerte del niño migrante y enfatizó que es necesario el establecimiento de un puente humanitario para el paso de personas entre Colombia y Panamá para evitar tragedias, como las del Darien, en la población vulnerable. 
  • “Después del naufragio solicitamos la ruta humanitaria a los gobiernos de Panamá y Colombia. Una vía marítima segura que evite atravesar la selva, pero no se ha atendido la solicitud. Urge hacerlo”, manifestó Camargo.
  • “Las huellas de las horas de naufragio están en sus cuerpos: quemaduras, irritaciones y cortes, además de las cicatrices emocionales”, describe una carta conjunta por los defensores del Pueblo de Colombia, Carlos Camargo, y de Panamá, Eduardo Leblanc a las cancillerías de ambos países en referencia al hecho.

Los datos: La migración a través de la peligrosa selva fronteriza del Darién aumentó en 2020. Entre los migrantes que más suelen atravesar el terreno se encuentran cubanos y haitianos en su mayoría con la intención de llegar a Estados Unidos.

  • El viaje por tierra hasta el Darien, para una familia de tres o cuatro personas, cuesta $2 mil 500, más los $65 adicionales por persona que algunos migrantes han pagado para que los “guíen” a través de la selva.
  • Según datos de Panamá, unos 11 mil 370 migrantes llegaron a ese país desde Colombia entre enero y abril, cuando las fronteras estaban cerradas debido al  COVID-19.
  • Las cifras panameñas contabilizan que 1 mil 653 menores de edad cruzaron el sitio durante el año 2020.
  • Informes oficiales de Colombia señalan que cerca de 50 mil personas atravesaron la frontera del Darién desde 2017. En 2020, unas 6 mil 400 personas pasaron por allí.

Fuente principal de la noticia: El Tiempo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.