La Fiscal General de Massachusetts, Maura Healey, demandó el jueves 29 de julio a la plataforma de entrega de alimentos Grubhub, alegando que la compañía excedió el límite legal en el cobro de tarifas durante el estado de emergencia del COVID-19. 

Según indicó la oficina de Healey en un comunicado, esta denuncia, presentada ante el Tribunal Superior de Suffolk, exige reembolso para los restaurantes perjudicado por «las prácticas ilegales de Grubhub» y sanciones civiles de hasta $5,000 por infracción, junto con los costos relacionados con la investigación y el enjuiciamiento.

Una ley de enero de 2021 limitó al 15 por ciento las tarifas que los servicios de entrega podían cobrar a los restaurantes con base en el precio del menú de un pedido, durante la la emergencia por la pandemia.

La empresa «continuó aplicando estos recargos, a pesar de las quejas de los restaurantes que informaron a Grubhub que la práctica no cumplía con la ley del límite de tarifas de entrega», indica la denuncia.

En un comunicado, Grubhub señaló que espera poder responder a lo que llama acusaciones infundadas.

«Si bien no creemos que el control temporal de precios fuera legal o apropiado, lo cumplimos mientras estuvo en vigencia y durante un mes adicional después de su vencimiento. Esperamos responder a estas acusaciones infundadas», se lee en la nota.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.