Un vial que contiene cinco dosis de la vacuna COVID-19 de Johnson & Johnson. (Marta Lavandier / AP)

Deborah Becker, Martha Bebinger y Amy Gorel/ WBUR

Click here to read this article in English, by WBUR


El Departamento de Salud Pública de Massachusetts (DPH, por sus siglas en inglés) pidió a todos los proveedores del estado pausar la distribución de la vacuna Johnson & Johnson después de que funcionarios federales informaran el martes 13 de abril sobre casos de coágulos sanguíneos poco comunes.

El DPH señaló en un comunicado que la medida se toma «por precaución» mientras los CDC y la FDA revisan seis casos reportados, ninguno de los cuales ha ocurrido en Massachusetts.

La pausa abrupta en la distribución de la vacuna de J&J está causando confusión en todo el estado y preocupa que más personas se muestren reacias a vacunarse.

«Definitivamente es una interrupción del proceso (de vacunación). Mi mayor preocupación es el impacto que podría tener en aquellas personas que ya dudan de la vacuna, con quienes hemos estado trabajando para educar y generar confianza en la vacunación y que ahora pueden estar más reacias a vacunarse», indicó Felix Zemel, director de Servicios de Inspección en Methuen.

La ciudad de Methuen notificó el martes a casi 600 personas que tenían citas programadas para que fueran a los hospitales locales a recibir sus vacunas. Pero el anuncio fue tan repentino que no todos se dieron cuenta de que el estado había detenido el uso de la vacuna debido a los posibles riesgos.

«Hoy, muchas de las personas que se presentaron en la clínica ignoraron el correo electrónico o no lo recibieron, o se registraron momentos después de haber sido enviada la información sobre la suspensión de la administración», dijo Zemel. «Así que los hemos estado redirigiendo a otras clínicas».

«Definitivamente es una interrupción del proceso (de vacunación). Mi mayor preocupación es el impacto que podría tener en aquellas personas que ya dudan en vacunarse (…)»

FELIX ZEMEL

Methuen comenzó a administrar la vacuna J&J la semana pasada cuando el estado informó a la ciudad que estaba disponible. Zemel comenta que recibieron 1.200 dosis y aplicaron aproximadamente la mitad de ellas. La ciudad ofrece vacunas a quienes viven o trabajan en Methuen y solo abre citas al público en general cuando es posible.

El gobernador Charlie Baker a menudo ha mencionada que la vacuna de J&J generaría un cambio en la estrategia de distribución del estado, describiendo la vacuna de dosis única como una forma de aumentar la velocidad y la capacidad de la vacunación.

En todo el estado, a algunas de las personas con citas programadas para la vacuna J&J se les notificó que su cita se postergaría o que cambiaría el tipo de vacuna. Pero algunos no recibieron ningún aviso. Aún no se sabe cuántas citas de J&J programadas previamente en Massachusetts se verán afectadas.

Lara Kimmerer, de Brookline, no sabe qué pasará con su cita de vacunación programada para el jueves 15 de abril. Ella quería específicamente la vacuna J&J porque solo requiere una dosis. Cuando Kimmerer llamó a la farmacia donde estaba programada su cita, le informaron que aún no tienen claro lo que sucederá con su cita.

«Soy optimista y sé que conseguiré una cita más temprano que tarde», comentó Kimmerer. «Me encantaría poder asistir a la cita e incluso recibir una vacuna de dos dosis».

La ciudad de Rutland planeó distribuir 6.000 dosis de la vacuna J&J la próxima semana.

Una de las personas inscritas fue Pauline Holland, una residente de Worcester de 23 años. Recibió un correo electrónico el martes en la mañana por parte del equipo de vacunación de Rutland indicándole que están a la espera de mayor información y que se pondrán en contacto cuando tengan detalles. Holland dice que seguirá buscando citas.

«He estado en la lista de espera del estado durante dos meses y todo lo que recibía eran estos mensajes de texto confirmando que estaba preinscrita pero que no había espacios disponibles», señaló Holland. «Así que ahora estoy nuevamente en la primera etapa tratando de encontrar otra vacuna».

En este punto, los funcionarios de salud de Rutland dicen que están buscando formas de administrar vacunas a todas las personas que ya cuentan con una cita.

«Todas esas citas están vigentes y cuando tengamos claro la cantidad de dosis disponibles o se analicen otras opciones, haremos lo que podamos para vacunar a todos los que ya tienen una cita», dijo Scott Gilroy, presidente de la Junta de Salud de Rutland.

Aproximadamente 250 personas que tenían programado recibir la vacuna J&J en una clínica con Lower Merrimack Valley Regional Collaborative el jueves podrán reprogramar una cita para la vacuna Pfizer en otra clínica este fin de semana.

El jefe de bomberos y director de salud de Amesbury, Ken Berkenbush, quien ayuda a distribuir la vacuna en nueve comunidades que forman parte de Lower Merrimack Valley Regional Collaborative, dice que la suspensión de la vacuna J&J interrumpirá los planes de administración para quienes no pueden dirigirse hasta un centro de vacunación. El departamento de bomberos estaba preparado para entregar alrededor de 145 vacunas a las personas en sus hogares esta semana. Usar la vacuna J&J era más fácil porque no requiere refrigeración extrema y es solo una dosis, en lugar de las dos necesarias para las vacunas Moderna y Pfizer.

«Teníamos suministros y estábamos listos para seguir con el programa de vacunación en zonas de difícil acceso», indicó Berkenbush. «Esa es la población en la que generaría un gran impacto y el programa está en pausa por el momento. Era más fácil con J&J porque era ‘una (dosis) y listo'».

El Greater Lawrence Family Health Center había planeado administrar alrededor de 800 vacunas J&J esta semana, pero la clínica pudo reajustar las citas con la vacuna Moderna. De las miles de dosis que el centro administra cada semana, menos del 10% fueron las de J&J.

«Ha habido muchas sorpresas durante toda esta pandemia del COVID, para nosotros la pieza más importante ha sido avanzar con los cambios y comprender los desafíos que se presentan en el día a día», dijo Zandra Kelley, directora médica del centro. «Sé que continuaremos trabajando juntos para tratar de superar las dudas y miedos que genera esta noticia».

Una mujer entra a un sitio de vacunación en el Natick Mall a principios de este año. (Jesse Costa / WBUR)

Los farmacias CVS y Walgreens confirmaron el martes que detendrán la distribución de la vacuna J&J. «Lamentamos cualquier inconveniente y haremos un seguimiento con los clientes afectados para reprogramar sus citas lo antes posible», señaló el portavoz de CVS, Joe Goode.

La directora ejecutiva del Lowell Community Health Center, Susan Levine, dijo que su equipo de vacunación decidió que no cancelarían ninguna cita para el martes, o quizás incluso el miércoles, porque tenían suficientes dosis de Moderna para administrar. «Estamos planificando hora por hora en este momento», indicó Levine.

«Puede ser que la confianza en Moderna y Pfizer aumente porque llevan más tiempo fuera. Tal vez la duda se queda solo con la vacuna J&J», indicó Levine, y señaló que es muy pronto para saber cómo esta pausa afectará la confianza en general frente a las vacunas contra el coronavirus.

«Ha habido muchas sorpresas durante toda esta pandemia del COVID, para nosotros la pieza más importante ha sido avanzar con los cambios y comprender los desafíos que se presentan en el día a día».

ZANDRA KELLEY

La red Mass General Brigham ya administra principalmente Pfizer, según el portavoz Rich Copp, por lo que no se espera que la suspensión afecte por ahora. Tufts Medical Center también informó que no cancelarán las citas para la próxima semana ya que tienen suficientes vacunas para administrar. En Boston Health Care for the Homeless, la directora médica, la Dra. Jessie Gaeta, dijo que cuentan con suficientes dosis de Moderna para administrar durante unos días, pero la suspensión de la vacuna J&J «hará que la próxima semana sea muy difícil».

Según datos estatales del lunes 12 de abril, 181,034 personas en Massachusetts han recibido la vacuna J&J hasta ahora. Debido a un problema de fabricación no relacionado, el estado solo tenía programado para recibir alrededor de 12,300 dosis de la vacuna J&J esta semana (en comparación con las 104,000 de la semana pasada).

Los funcionarios federales esperan que la pausa recomendada sobre la vacuna COVID-19 de Johnson & Johnson dure «unos días», dijo la comisionada interina de la FDA, la Dra. Janet Woodcock. El plazo exacto dependerá de lo que los funcionarios consideren durante los próximos días.

El presidente de la Sociedad Médica de Massachusetts, Dr. David A. Rosman, calificó la pausa como «totalmente apropiada», asegurando que «el compromiso con la seguridad del paciente siempre debe ser lo primero».

Los CDC y la FDA anunciaron en un comunicado que las personas que hayan recibido la vacuna J&J y que presenten un fuerte dolor de cabeza, dolor abdominal, dolor en las piernas o dificultad para respirar dentro de las tres semanas posteriores a la vacunación deben comunicarse con su proveedor de atención médica.


Click here to read this article in English, by WBUR

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *