Este martes 1° de diciembre se espera que un comité asesor federal poco conocido proporcione algunas de las direcciones más importantes en el contexto de la pandemia a los estados, 10 meses después de que se reportara el primer caso de COVID-19 en Estados Unidos.

Las instrucciones, a medida que se acerca la llegada de la vacuna al público, son dar prioridad a los trabajadores de la salud y a los residentes de centros de atención a largo plazo para que reciban las primeras inyecciones, una vez que los reguladores federales otorguen la autorización. La vacuna inicialmente será extremadamente escasa.

Esos grupos prioritarios, que suman alrededor de 24 millones de personas, han sido ampliamente apoyados por el grupo asesor en reuniones recientes.

La votación formal de este martes confirmaría las recomendaciones a Robert Redfield, director de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, de que el personal de atención médica y los residentes de hogares de ancianos sean los primeros en la fila, en lo que se conoce como fase 1a. Eso, a su vez, ayuda a los estados a luchar para cumplir con la fecha límite del viernes para planificar la distribución de vacunas.

El grupo asesor también hará recomendaciones, en reuniones posteriores, para grupos prioritarios en las próximas fases, que incluyen trabajadores esenciales y adultos mayores.

Es probable que se intensifique un debate en desarrollo sobre la clasificación de los grupos prioritarios, a medida que la Administración de Alimentos y Medicamentos se acerque a aprobar una vacuna a finales de diciembre.

Lo que probablemente recomiende el comité independiente puede diferir de lo que quieren algunos funcionarios de la Administración Trump, según tres funcionarios federales de salud que hablaron bajo condición de anonimato para compartir deliberaciones internas.

Robert Redfield; Deborah Birx, coordinadora del grupo de trabajo sobre el coronavirus de la Casa Blanca, y el almirante Brett Giroir, principal funcionario de pruebas del Departamento de Salud y Servicios Humanos, han enfatizado la importancia de dar prioridad a las personas mayores, mientras que los miembros del comité se mantienen firme en dar preferencia a los trabajadores de la salud.

Las recomendaciones del grupo asesor se envían a Redfield, quien también informa al secretario de Salud y Servicios Humanos, Alex Azar. Si se aprueban las recomendaciones, se convertirán en directrices oficiales de los CDC sobre inmunización en Estados Unidos.

Fuente: The Washington Post.

Traducción libre del inglés.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.