Cuando se llevan a cabo juicios en la Corte de Palm Beach County, hay más ratones que humanos observando clandestinamente los procesos legales. Hay tantos ratones, que hasta caen del techo. Más de un documento legal se ha perdido comido por ratones. Una excusa que podría ser perfecta si algún juez quiere «perder» evidencia.

Lee la noticia aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.