Geoff Diehl y Maura Healey en sus respectivas fiestas de victoria en las primarias. (Robin Lubbock/WBUR y Jesse Costa/WBUR)

Por Antonio Brooks

Traducido al español por El Planeta

La carrera por la gobernación de Massachusetts cuenta con dos candidatos con opiniones muy diferentes sobre el expresidente Trump.

Como representante estatal republicano, Geoff Diehl se adhirió a Trump en cuanto bajó la escalera mecánica de la Torre Trump en 2015 para anunciar su candidatura a la Casa Blanca. Piense en Diehl como un pionero que ha sido leal al ex presidente desde entonces, y que agradece el apoyo de Trump en su remota apuesta por convertirse en el próximo gobernador del estado.

Por el contrario, la demócrata Maura Healey pasó gran parte de su mandato como fiscal general del estado demandando a la administración Trump. Healey no es solo anti-Trump; ha luchado repetidamente contra él en los tribunales y a menudo ha ganado.

Donald Trump sube a una escalera mecánica para llegar a un evento de prensa para anunciar su candidatura a la presidencia de Estados Unidos en la Torre Trump en 2015. (Christopher Gregory/Getty Images)

El ex presidente intervino personalmente para ayudar a Diehl a derrotar al empresario de Wrentham, Chris Doughty, para la nominación republicana.

“Geoff es un luchador probado que hace retroceder con éxito a los extremistas ultraliberales”, declaró Trump la noche antes de las primarias de Massachusetts, cuando encabezó un mitin en línea para Diehl. Predijo que el republicano de Whitman “gobernaría su estado con puño de hierro y haría lo que hay que hacer”.

Diehl no se presenta como alguien que gobernaría “con puño de hierro”. Pero está orgulloso de haber sido uno de los primeros legisladores de Massachusetts en respaldar a Trump, y de haber copresidido la campaña de Trump en 2016 en Massachusetts.

Trump “estaba llegando no solo a su base republicana, sino que creo que simplemente al estadounidense medio”, dijo Diehl a WBUR.

Sentado en su sede de campaña en Plymouth, Diehl enumeró una serie de razones por las que apoyaba la presidencia de Trump. Dijo que Trump puso los intereses estadounidenses en primer lugar, bajó los impuestos para ayudar a las empresas, se opuso a la participación de Estados Unidos en guerras extranjeras, apoyó “la ley y el orden” y se opuso a la inmigración ilegal.

“Aunque Trump ciertamente tuvo sus defectos personales, lo que cumplió como presidente fue algo que ciertamente apoyé en el 16”, dijo Diehl. “Y me gustaría volver a algún tipo de presidencia como esa de nuevo en 2024”. (Trump sigue dando mítines de campaña, pero no ha dicho definitivamente si se presentará de nuevo a la presidencia).

Geoff Diehl habla con los manifestantes en contra de los requisitos de vacunación en el Ayuntamiento de Boston. (Robin Lubbock/WBUR)

Healey también está ansiosa por vincular a Diehl con Trump, sabiendo lo impopular que es Trump en el azul profundo de Massachusetts, donde Trump perdió dos elecciones presidenciales consecutivas por márgenes de 2-1.

“Tenemos un oponente que es Donald Trump, que busca llevar el trumpismo a Massachusetts” dijo Healey el día después de ganar las primarias demócratas.

Healey sabe bien cómo enfrentarse a las políticas de Trump.

Poco después de su toma de posesión, Trump impuso una prohibición de viajar desde una serie de naciones de mayoría musulmana, y Healey rápidamente desafió la acción en los tribunales.

Continuó demandando a la administración Trump casi 100 veces, a menudo uniéndose a otros fiscales generales demócratas. Su oficina demandó para proteger los derechos de los inmigrantes, para frenar a los prestamistas de préstamos estudiantiles depredadores, para defenderse de los desafíos a la Ley de Asistencia Asequible y para preservar las regulaciones ambientales, entre las docenas de acciones legales.

Healey dijo a WBUR que después de la victoria electoral de Trump, no tuvo más remedio que demandar a su administración una y otra vez “para evitar que le sucedan cosas malas a la gente aquí en Massachusetts”.

“Esa elección fue galvanizante”, dijo.

Pero algunos republicanos critican a Healey por convertirse en la litigante en jefe anti-Trump.

“Maura Healey, desafortunadamente, armó su oficina de fiscal general”, dijo Jim Lyons, presidente del partido republicano estatal.

Maura Healey camina por Maverick Sq. durante una parada de campaña temprana en East Boston. (Jesse Costa/WBUR)

Ambos candidatos también han hablado de otros temas en la contienda.

En su campaña, Healey ha prometido ampliar la vivienda, mejorar el transporte, reducir el coste de la vida y proteger el derecho al aborto. También ha atacado repetidamente a su oponente republicano, diciendo que los votantes se enfrentarán a una dura elección en noviembre.

“Geoff Diehl trata de apartar a la gente”, declaró Healey en Worcester el día después de las primarias. “Nosotros nos dedicamos a cumplir con la gente”.

Pero mientras Healey intenta a menudo vincular a Diehl con Trump, muchos republicanos esperan que Diehl pueda beneficiarse del descontento con el actual presidente.

“El presidente Biden está en la boleta electoral en noviembre, no Donald Trump” dijo Lyons. “Y lo que hemos visto son políticas de Biden y Maura Healey que son destructivas no sólo para Massachusetts, sino para Estados Unidos”.

Según Lyons, los demócratas tendrán que responder por una creciente sensación de incertidumbre económica, alta inflación y “gasto imprudente”. Por el contrario, Lyons califica a Diehl de conservador fiscal que apoya los derechos de los propietarios y la ley y el orden.

Diehl también lidera un esfuerzo para derogar una ley que da a los inmigrantes indocumentados acceso a las licencias de conducir, que estará en la boleta electoral en noviembre.

“Creo que lo que es extremo son políticas como la de premiar con un documento a las personas que han venido aquí ilegalmente”, dijo Diehl.

Aun así, las encuestas sugieren que Diehl va muy por detrás de Healey, al igual que Trump quedó por detrás de Hillary Clinton y Joe Biden en la papeleta de Massachusetts en las pasadas elecciones.

Pero Diehl y sus seguidores dicen que tienen la pasión de su lado. También señalan que la política puede dar sorpresas, incluso en Massachusetts. Sólo hay que preguntarle a Scott Brown, el republicano de Massachusetts que sorprendió a los demócratas en 2010, cuando ganó una elección especial para convertirse en senador de Estados Unidos.

Healey y sus compañeros demócratas están decididos a evitar otra sorpresa como esa este año. Y esperan que Trump ayude a marcar la diferencia en noviembre.

Este segmento se emitió el 28 de septiembre de 2022.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *