El gobernador Charlie Baker, vetó el viernes 27 de mayo un proyecto de ley que permitiría a los inmigrantes sin estatus legal obtener licencias de conducir de Massachusetts, señalando que el Registro de Vehículos Motorizados, no cuenta con la capacidad de verificar las identidades de los potenciales solicitantes.

Tras de años de defensa, los demócratas de la Cámara y el Senado promulgaron la legislación estos últimos meses, con el objetivo de hacer de las carreteras espacios más seguros otorgando licencias a inmigrantes indocumentados que viven en el estado.

En su mensaje de veto, Baker dijo que la legislación «aumenta significativamente el riesgo de que los no ciudadanos se registren para votar», una posibilidad que los partidarios del proyecto de ley han refutado. El gobernador dijo que el proyecto de ley «restringe la capacidad del Registro para compartir información de ciudadanía con aquellas entidades responsables de garantizar que solo los ciudadanos se registren y voten en nuestras elecciones».

Los líderes de la coalición a favor de las licencias de conducir para inmigrantes emitieron un comunicado conjunto: “Como copresidentes de una coalición de más de 270 organizaciones que respaldan la Ley de Movilidad Laboral y Familiar, estamos decepcionados de que el gobernador Baker haya optado por vetar un proyecto de ley que indiscutiblemente mejoraría la seguridad vial, fortalecería las relaciones comunitarias y policiales, ayudaría a la salud pública medidas en la pandemia y, por supuesto, transformar profundamente la vida de los inmigrantes indocumentados». l proyecto de ley aprobó ambas ramas con apoyo más que suficiente para anular el veto de Baker.

El proyecto contó con el apoyo suficiente de los legislativos como para suspender el veto de Baker. Corresponderá a la Cámara iniciar una anulación del veto, con dos tercios de los votos requeridos en cada rama para convertir el proyecto de ley en ley.

«Confiamos en que la mayoría de los legisladores de todo el estado que inicialmente apoyaron el proyecto de ley no se dejarán influir por este veto y votarán rápidamente para anularlo, lo que hará de Massachusetts un hogar más seguro y más justo para todo», indica la coalición en el comunicado.

La Cámara votó 118-36 el jueves para aceptar el informe del comité de conferencia sobre el proyecto de ley; la votación del Senado fue 32-8.

Según el proyecto de ley (H 4805), el acceso ampliado a la licencia de conducir estándar comenzaría el 1 de julio de 2023. Los solicitantes según el proyecto de ley deberán proporcionar prueba de su identidad, fecha de nacimiento y residencia en Massachusetts.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.