El concejal de la ciudad de Boston, Ricardo Arroyo, anunció el martes 8 de febrero que se postula para fiscal de distrito del condado de Suffolk con el objetivo continuar con las reformas iniciadas por la exfiscal de distrito Rachael Rollins.

Arroyo, de 34 años, señaló en un comunicado que busca «construir un sistema de justicia que proteja la seguridad y la dignidad de todas las personas» y «que mantendrá los exitosos cambios que han mejorado la seguridad de las comunidades en todo el condado de Suffolk».

“La exfiscal de distrito Rachael Rollins abrió el camino al traer reformas muy necesarias”, dijo Arroyo, quien vive en el vecindario Hyde Park de Boston. “No podemos retroceder o estancarnos. Debemos continuar y seguir haciendo avanzar al condado de Suffolk».

Se convierte en el primer candidato en la contienda para reemplazar a Rachael Rollins, quien dejó vacante el cargo el mes pasado para convertirse en fiscal federal de Massachusetts .

Mientras Rollins se desempeño como fiscal de distrito, impulsó reformas progresistas en la justicia penal. Evitó procesar delitos de menor grado para enfocarse en los graves, lo que generó críticas por parte de los conservadores.

Kevin Hayden, quien fue designado por el gobernador Charlie Baker para completar el mandato de Rollins, también está considerando postularse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.