La superintendente de las Escuelas Públicas de Boston, la Dra. Brenda Cassellius, anunció que dejará su cargo al final del año escolar.

Cassellius llegó a Boston menos de un año antes de que comenzara la pandemia, lo que la obligó a lidiar con varios problemas inesperados, incluido el aprendizaje remoto y los requisitos de mascarillas y vacunas, así como problemas de personal. 

“La superintendente Brenda Cassellius le ha dado a Boston un sólido liderazgo y servicio, y somos una mejor ciudad gracias a ello. Estoy agradecida por su trabajo, especialmente mientras atravesaba la pandemia del COVID-19”, dijo la alcaldesa de Boston, Michelle Wu, en un comunicado.

“Su visión y enfoque implacable como defensora de nuestros jóvenes y de la equidad ha ayudado a BPS a avanzar en los cambios estructurales necesarios dentro de nuestro distrito. Espero continuar asociándome con la Dra. Cassellius este año y construir sobre esta visión en los años venideros”.

“Trabajar junto a tantas personas (padres, educadores, líderes comunitarios y religiosos y socios filantrópicos), todos dedicados a ayudar a nuestros niños a alcanzar sus sueños, le ha dado un nuevo significado a mi vida. Juntos, hemos establecido una base más sólida sobre la cual BPS puede continuar construyendo”, señaló Cassellius en un comunicado.

“Amo Boston y me ha encantado este trabajo. Mi compromiso con el distrito sigue siendo tan fuerte como el primer día que llegué, y siempre seré un campeón y partidaria de las Escuelas Públicas de Boston”.

Cassellius fue nombrada superintendente en mayo de 2019 por el entonces alcalde Marty Walsh. Sucedió a Tommy Chang, quien renunció después de tres años.

Antes de llegar a Boston, Cassellius fue comisionada de educación del estado de Minnesota, donde supervisó las escuelas durante nueve años.

a decisión de a quién designar y si se necesitaría un interino depende, en última instancia, del Comité Escolar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.