Foto: https://www.massgeneralbrigham.org/
Foto: https://www.massgeneralbrigham.org/

DJ Ferguson, un paciente con la necesidad de un trasplante de corazón, del hospital Brigham and Women’s en Boston, Massachusetts ya no es elegible para el procedimiento porque se niega a vacunarse contra el COVID-19, denunció la familia de Ferguson.

¿Qué dicen? «Va en contra de sus principios básicos: no cree en ello», afirmó David Ferguson, padre del afectado. «Es una política que están aplicando y por eso, como no se va a poner la vacuna, lo sacaron de la lista para un trasplante de corazón».

  • “Al igual que muchos otros programas de trasplante en Estados Unidos, la vacuna COVID-19 es uno de los requisitos que se exigen a los candidatos a trasplante en el sistema Mass General Brigham con el fin de crear las mejores posibilidades de éxito de la operación y también de supervivencia del paciente tras el trasplante», indicó el hospital de Boston en un comunicado.
  • «Después de cualquier trasplante, de riñón, de corazón, lo que sea, tu sistema inmunitario está apagado. La gripe puede matarte, un resfriado puede matarte, el COVID-19 puede matarte», dijo el Dr. Arthur Caplan, jefe de ética médica de la Facultad de Medicina Grossman de la Universidad de Nueva York, a la CBS Boston.
  • «Los órganos son escasos: no vamos a distribuirlos a alguien que tiene pocas posibilidades de vivir cuando otros que están vacunados tienen más probabilidades de sobrevivir después de la operación», añadió Caplan. 
  • Otros expertos médicos han declarado su apoyo a la política del hospital y señalan que el sistema inmunitario está extremadamente débil después de un trasplante, lo que hace que las vacunas sean aún más importantes.

¿Y ahora qué? La familia de Ferguson ha dicho que no está segura de qué hacer a continuación ante su negativa a recibir la vacuna COVID-19. Han considerado la posibilidad de trasladarlo a otro centro, pero reconocen que podría no sobrevivir al viaje desde Boston.

A su familia le preocupa que la vacuna pueda provocar la inflamación de su corazón y ponerlo en «riesgo extremadamente alto de muerte súbita» y negó que se trate de una posición política. 

  • El padre de Ferguson afirmó que evalúan todas las opciones pero aseguran que se les acaba el tiempo. 
  • La familia dijo que aunque había recibido una atención excelente en el Brigham and Women’s, no están de acuerdo con la política.
  • Los padres de Ferguson apoyan a su hijo y alaban su coraje e integridad. «Es su cuerpo. Es su elección», subrayó la familia.
  • DJ tiene 31 años, es padre de dos hijos y tiene otro en camino. 

Fuente principal de la noticia: The Guardian

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.