El gobernador Charlie Baker informó el jueves 4 de noviembre que más de 500 centros de en todo Massachusetts ofrecerán la vacuna contra COVID-19 para los niños de 5 a 11 años, tras ser aprobada la dosis de Pfizer para dicho grupo de edad.

Hablando desde el Boston Children’s Hospital, Baker indicó que las vacunas comenzaron a llegar al estado durante la última semana de octubre, y los funcionarios estatales «no anticipan ningún problema de suministro».

El gobernador invitó a los padres a programar citas para sus hijos a través del sitio web de Vaxfinder o a ponerse en contacto con sus pediatras. La línea telefónica 211 también está disponible para aquellas personas que no tengan acceso a Internet. Las familias también pueden encontrar información en línea en www.mass.gov/covidvaccinekids .

Aseguró que el modelo de distribución de vacunas fue diseñado con el objetivo de que «casi todos los niños de Massachusetts vivieran a 30 minutos» de un centro de vacunación.

“Durante meses nos hemos estado preparando para que las familias tuvieran fácil acceso a la vacuna en todo el estado”, dijo Baker. “El año pasado creamos una red de distribución de vacunas líder en el país por medio del trabajo conjunto con juntas locales de salud, hospitales, consultorios de pediatras, centros de salud comunitarios y muchos otros proveedores de atención médica”.

Baker admitió que algunos padres pueden tener dudas acerca de las vacunas para sus hijos. «Entendemos que muchos padres querrán hablar con sus médicos de cabecera y con sus pediatras», señaló. «Los expertos en medicina saben que la vacuna es segura y se ha demostrado que es muy eficaz, los médicos son los indicados para ayudar a los padres a comprender los estudios y que puedan tomar la mejor decisión respecto a vacunar a sus hijos”.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades aprobaron el martes 2 de noviembre la vacuna Pfizer para niños de 5 a 11 años, cuyo ensayo clínico demostró un 90,7% de protección con un tercio de la dosis que reciben las personas mayores.

“Está bastante claro que en los estados con altas tasas de vacunación se redujo el número de casos, hospitalizaciones y muertes”, dijo Baker. «Esa información es prácticamente innegable».

El Dr. Kevin Churchwell, presidente del Boston Children’s Hospital, quien se encontraba en la rueda de prensa, aseguró que vacunar a los niños contra el COVID-19 «los protegerá y reducirá la propagación de esta enfermedad».

«La vacuna en los niños más pequeños es la oportunidad para que todos regresen a sus actividades y rutinas diarias, y eso es fundamental para el bienestar de los menores», señaló Churchwell.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.