Por: Anthony Brooks

Click here to read this article in English, by WBUR


Michelle Wu, de 36 años, hija de inmigrantes taiwaneses, hizo historia el martes por la noche al derrotar a la concejala de la ciudad Annissa Essaibi George para convertirse en la primera mujer y la primera alcaldesa asiático-estadounidense electa de Boston. Durante casi 200 años, la ciudad ha elegido solo a hombres blancos para el cargo.

«Desde todos los rincones de esta ciudad, Boston ha hablado», dijo Wu. «Estamos listos para crear una ciudad para todos».

Essaibi George concedió la carrera poco después de las 10:20 pm del martes por la noche, felicitando a Wu por su victoria y destacando la historia que ambas marcaron en la carrera electoral.

«Sé que no es poca cosa. Sabes que no es poca cosa», dijo Essaibi George. «Quiero que le muestre a la ciudad cómo lo hacemos las mujeres».

Marca la octava elección consecutiva en la que Wu obtuvo más votos que Essaibi George en toda la ciudad, incluidas seis elecciones generales preliminares y generales para el concejo municipal en las que se enfrentaron desde 2013. Wu también estuvo por delante de Essaibi George en las elecciones preliminares de septiembre para la alcaldía.

Michelle Wu habla con sus seguidores después de ganar la carrera por la alcaldía de Boston. (Jesse Costa / WBUR)

Wu se crió en Chicago, donde a menudo se desempeñaba como la traductora -no oficial- de sus padres de habla china. Ella dice que nunca imaginó un día postularse para alcalde.

Al crecer en una familia taiwanesa, Wu contó que no sentía la confianza para hablar ante un público o al tener que debatir ideas. Y, además, creía que no tenía los rasgos que normalmente se asocian con los políticos.

“No era alta, conflictiva, temperamental, escandalosa, ni tampoco era hombre”, dijo Wu. “Yo no era ninguna de esas cosas”.

En 2003, Wu se mudó al este para asistir a Harvard. Después de graduarse, su madre sufrió una seria crisis de salud mental. Eso obligó a Wu a regresar a Chicago para ayudar a cuidar de su madre y sus dos hermanas menores. Abrió una pequeña casa de té, pero tuvo que batallar para que saliera adelante. Luego, regresó a Massachusetts para asistir a la Facultad de Derecho de Harvard, esta vez con su familia.  También se desempeñó como tutora legal de su hermana menor, Victoria.

En Harvard, estudió derecho contractual con Elizabeth Warren y luego trabajó en la primera campaña de Warren para el Senado de los Estados Unidos, convirtiéndose en una protegida política de la senadora principal del estado.

Wu dice que su experiencia de vida; es decir, todo lo que tuvo que enfrentar con la crisis de salud mental de su madre, la educación de sus hermanas y su esfuerzo por iniciar una pequeña empresa, la llevó a la política.

Dijo que todos esos hechos “la hicieron salir de la burbuja que la mantenía alejada de la política y el gobierno”.

Con una exitosa campaña para la alcaldía, Wu ahora tiene solo dos semanas para formar un equipo y asumir el liderazgo en el Ayuntamiento. Jurará como alcaldesa de Boston el 16 de noviembre.

Los partidarios de la fiesta de la noche de las elecciones de Michelle Wu aplauden después del anuncio de que Annissa Essaibi George concedió la elección a la alcaldía de Boston. (Jesse Costa / WBUR)
Emily Li-Nagy, de dos años, sostiene un cartel de «Wu para alcalde» en la fiesta de la noche de las elecciones de Michelle Wu en el Cyclorama. (Jesse Costa / WBUR)

«Hay poco tiempo para la transición», dijo John Barros, quien se desempeñó como director de desarrollo económico del exalcalde Marty Walsh, y también se postuló para alcalde este año. «(El desafío) es mantener las cosas funcionando mientras se cumplen algunas de las promesas de la campaña».

Barros consideró que a Wu le ayudará el hecho de que se haya desempeñado como concejala de la ciudad desde 2014 y ya conozca el Ayuntamiento. Pero dijo que ella y su equipo estarán bajo mucha presión en las próximas semanas.

«El tiempo es esencial y tendrán que (trabajar) unas 18 horas al día para moverse rápidamente y asegurarse de que Boston no pierda el ritmo», dijo Barros.

Leslie Reid, directora ejecutiva de Madison Park Development Corp., tiene la esperanza de que Wu pueda cumplir su promesa de promover «oportunidades racialmente equitativas para generar activos y riqueza en la ciudad de Boston».

Pero para Reid, un desafío clave que enfrenta la nueva alcaldesa es el tiempo: «¿Con qué rapidez (Wu) podrá formar un equipo para responder a algunas de los retos a los que nos enfrentamos?»

Wu ahorase encuentra frente al el desafío de transformar una campaña en un plan viable para gobernar la ciudad. Es un reto que «todo alcalde hereda», según Michael Curry, director ejecutivo de la Liga de Centros de Salud Comunitarios de Massachusetts y expresidente de la rama de Boston de la NAACP.

Algunos de los planes de Wu, incluido el T gratis y el restablecimiento del control de alquileres, requerirían la acción del estado. Otros, como reasignar dinero del Departamento de Policía de Boston a otros programas, podrían enfrentar la resistencia de poderosos sectores políticos.

«(Ella) se enfrentaría a la reacción de los sindicatos policiales, su poder de movilización y también a sus aliados», dijo Curry. «Así que ese es el desafío: es la política, es el dinero lo que se interpone en el camino de las grandes ideas».

Essaibi George, de 47 años, exmaestra de BPS, centró su campaña en mejorar las escuelas de la ciudad, la seguridad pública, la promesa de resolver la falta de vivienda y la crisis de opioides que se desarrolla en la esquina de South End de Massachusetts Avenue y Melnea Cass Boulevard, también conocido como «Mass. and Cass. Prometió ser una alcaldesa «que hace su trabajo».

Annissa Essaibi George habla con sus partidarios después de conceder a Michelle Wu la noche de las elecciones. (Robin Lubbock / WBUR)

El enfoque de Essaibi George llamó la atención de Nick Shumacher de Dorchester, quien dijo que Wu ha prometido mucho más de lo que realmente podrán lograr con su trabajo.

«Las posiciones de George eran un poco más concretas o fundamentadas», dijo Shumacher. «Me parecieron un poco más realistas, especialmente porque ella vive aquí (en Dorchester)».

Entre los temas más importantes para Shumacher estaba «Mass. and Cass», y consideraba que George tenía un «plan mucho más claro» para el área.

Teddy Ahern de Dorcheser, dijo que votó por Essaibi George porque ella creció en Boston, a diferencia de Wu, quien se crió en Chicago.

«No quiero que una persona de Chicago venga a mi ciudad y diga: ‘Oh, usaré esto como un trampolín'», dijo Ahern. «Ella promete cosas que no puede cumplir».

Pero los votantes optaron por la agenda -más ambiciosa- de Wu, a pesar de que Essaibi George advirtiera que se trata de planes inviables y costosos. Wu ofreció a los votantes una lista gradual de deseos: educación prekínder universal, cuidado infantil asequible y transporte público gratuito. Su versión del Green New Deal no solo incluye más árboles y autobuses escolares eléctricos, sino también iniciativas para acabar con la pobreza y cerrar la brecha de riqueza racial.

«Voté por Michelle porque entiende que la vivienda asequible es una necesidad», comentó Laurel Radwin, quien votó por Wu el martes. «La única forma de disminuir la brecha de riqueza racial es a través de la propiedad de vivienda».

Radwin dijo que también apoya el llamado de Wu para hacer de transporte público un servicio gratis en Boston.

Bob Terrell, un activista de Roxbury, contó que votó por Wu porque cree que su visión progresista es la correcta para una ciudad que enfrenta «un punto de inflexión histórico, tanto política como demográficamente».

«Como concejal de la ciudad, ella estaba realmente al tanto de todos los problemas y nos brindó asistencia y apoyo cada vez que lo necesitábamos», dijo.

Terrell dijo que Wu comprende cómo los residentes de Boston están siendo desplazados por el aumento de los alquileres y los proyectos de construcción que elevan el costo de las viviendas. Y quedó particularmente impresionado con su comprensión del «cambio climático y muchos problemas de justicia ambiental, que en este vecindario hemos planteado durante un par de décadas».

La recién elegida alcaldesa de Boston, Michelle Wu, abraza a sus hijos Cass y Blaise en el escenario del Cyclorama. (Jesse Costa / WBUR)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.