Este viernes, el Departamento de Salud Pública de Massachusetts recomendó a sus habitantes, sin importar si están vacunadas contra la pandemia del COVID-19 o no, usar mascarillas en áreas interiores, parte de un aviso de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) respecto a zonas con baja tasa de vacunación.

La acción también se suma a los rebrotes, los cuales están vinculados al impacto de la variante delta en Estados Unidos.

Las zonas de mayor riesgo en Massachusetts, según el más reciente informe de los CDC, son los condados de Barnstable y Nantucket, Suffolk, Bristol, Plymouth y Hampden.

En ese caso, el Departamento de Salud Pública de la entidad recomendó «que una persona completamente vacunada use una mascarilla o una cubierta facial cuando esté en el interior (y no en su propia casa) si tiene un sistema inmunológico debilitado o si tiene un mayor riesgo de padecer una enfermedad grave debido a su edad o un problema médico subyacente, condición, o si alguien en su hogar tiene un sistema inmunológico debilitado, tiene un mayor riesgo de enfermedad grave o no está vacunado».

El organismo aclaró que la acción no se aplica a personas que viven con niños menores de 12 años y que no presenten padecimientos.

El gobernador Charlie Baker expresó que “esta nueva guía fue desarrollada para ser lo más simple y directa posible, y también la adaptamos a Massachusetts. Creemos que lo más importante que las personas pueden hacer para protegerse a sí mismas y a sus familias es vacunarse».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.