(Foto: Rise Up Massachusetts)

La coalición Raise Up Massachusetts de organizaciones comunitarias, grupos religiosos y sindicatos de trabajadores anunció el miércoles 5 de mayo el lanzamiento de la campaña para aprobar el «Share Amendment», el impuesto estatal propuesto sobre los ingresos superiores a $1 millón a través del cual se recaudarían aproximadamente $2 mil millones al año para gastos en transporte y educación pública, que estará presente en la boleta electoral de noviembre de 2022.

«Incluso antes de la pandemia, la economía de nuestro estado estaba funcionando muy bien para los ricos, pero las comunidades trabajadoras como Lawrence estaban luchando para salir adelante», dijo Yasiris Morel, estudiante de Northern Essex Community College y residente de Lawrence. «Las familias como la mía necesitan una oportunidad justa al invertir en escuelas y universidades públicas. Necesitamos un sistema de transporte que funcione para llevar a las personas adonde necesiten de manera segura y a tiempo. Necesitamos que los multimillonarios finalmente paguen su parte justa»

Durante una conferencia de prensa virtual, trabajadores, estudiantes, líderes religiosos, legisladores y defensores hablaron sobre la necesidad de grandes inversiones en transporte y educación pública, y pidieron que los millonarios paguen impuestos adicionales para apoyar en la recuperación económica y en los servicios públicos de los que dependen todos los ciudadanos.

La coalición también publicó los resultados de un encuesta a residentes de Massachusetts realizada entre el 26 de marzo al 5 de abril por Echo Cove Research para la Asociación de Maestros de Massachusetts, que encontró que el 73 por ciento de los residentes de Massachusetts apoya el «Share Amendment», mientras que solo el 27 por ciento se opone. Además, la encuesta encontró que más de ocho de cada diez residentes apoyan el aumento del gasto estatal para financiar mejor las escuelas públicas de PreK-12 (87%), hacer que la educación superior pública sea más asequible (84%) y mejorar carreteras y puentes (82%). 

«Los residentes de Massachusetts quieren que Beacon Hill desempeñe un papel activo para ayudar al estado a recuperarse de los problemas financieros, emocionales y costos físicos, y creen firmemente que los multimillonarios deberían pagar más para apoyar el aumento del gasto estatal en transporte y educación pública», señaló Richard Schreuer, director de Echo Cove Research.

Más de 40 activistas asistieron a una capacitación de liderazgo en todo el estado la semana pasada para llevar la campaña de la «Share Amendment» a sus organizaciones y comunidades, y equipos regionales están planeando impulsar campañas locales para el próximo mes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.