(Foto: Freepik)

El Departamento de Salud Pública de Massachusetts (DPH, por sus siglas en inglés) reveló este martes 16 de marzo que a partir de las pruebas de secuenciación genética en las muestras tomadas a pacientes positivos de COVID-19 se detectó el primer caso de la variante brasileña P.1.

Se trata de una mujer de unos 30 años que vive en el condado de Barnstable quien se realizó la prueba en febrero.

Los funcionarios del DPH, que fueron notificados de los resultados de la secuencia a través del sistema de vigilancia nacional de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, no tienen información sobre el estado actual de la mujer y desconocen si ha viajado recientemente.

Te puede interesar: MA entre los líderes nacionales en administración de vacunas COVID-19

Los estudios preliminares han encontrado que, al igual que las otras dos conocidas variantes de COVID-19 del Reino Unido y Sudáfrica, la cepa mutada puede ser hasta dos veces más contagiosa que la versión original del virus.

Hasta el momento, en el estado ha habido 213 casos de la cepa británica y seis casos de la cepa sudafricana, informó el DPH.

El DPH señaló que «la mejor defensa contra variantes preocupantes es prevenir la propagación del COVID».

Las autoridades recordaron la importancia de seguir las medidas de seguridad para evitar contagios. «Usar una máscara, distanciamiento social, evitar grupos, quedarse en casa cuando está enfermo, hacerse la prueba si tiene síntomas o si ha estado cerca de alguien con COVID y vacunarse cuando sea su turno», dijeron.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.