La leyenda de los Chicago Bulls, Michael Jordan testificó el martes que su imagen es preciada para él y por eso fue que radicó una demanda contra una cadena de supermercado que la usó sin su permiso.

«Tengo la última palabra en todo lo que involucre mi imagen y mi nombre», dijo Jordan al jurado. Cuando el abogado le preguntó porque radicó el caso, Jordan dijo que fue «para proteger mi imagen y mi nombre».

Dominick’s Finer Foods reconoció que no fue autorizado para usar la imagen de Jordan sin permiso en el anuncio de 2009. El jurado decidirá el valor justo de mercado de la infracción por la cadena de supermercados, que desde entonces está fuera del negocio.

Frederick Sperling, abogado de Jordan, dijo a los jurados que el nombre de Jordan valía al menos $480 millones para Nike y que cada uso comercial del nombre de Jordan vale más de 10 millones. Sperling agregó que Jordan ganó más de $100 millones de su identidad el año pasado, aún cuando jugó por última vez en la NBA en 2003.

Steven Mandell, abogado de Dominick’s, sugirió que los abogados de Jordan sobrevaloran el nombre de Jordan. Puede ser que sea un valor de $10 millones en algunos contextos, dijo, pero no necesariamente en un anuncio de una sola vez.

Jordan, de 52 años, mostró un divertido malestar con tener que usar espejuelos para leer mientras estaba en el estrado, diciendo en tono de broma «no veo» cuando se los pudo para leer una página que le dieron.

Jordan se puso de pie con las manos detrás de la espalda y sonrió al jurado cuando salieron de la sala de audiencias. Los miembros del jurado han podido formular preguntas por escrito a los testigos, que son revisadas por el juez y los abogados de cada audiencia de los miembros del jurado. Sólo una pregunta de un miembro del jurado fue sometida a Jordan y hubo risas de la galería cuando el juez dijo que era miembro del ‘número 23’ en el caso (número de la camiseta de Jordan).

El jurado quería saber por qué Jordan ha dicho que nunca hubiese llegado a un trato con Dominick’s si la cadena se lo hubiese pedido.

Con los jurados de vuelta a la sala, Jordan dijo que «eso no se ajusta a la estrategia que hemos operado en cuanto a la firma y evaluación de ofertas».

El anuncio, que fue publicado en Sports Illustrated, felicitaba a Jordan por su exaltación al Salón de la Fama. El anuncio también incluía un cupón de $2 sobre una fotografía de un filete chisporroteando.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *