Con comodidad y a partir de una abismal diferencia de jerarquía, River Plate armó hoy en Japón una goleada de 3-0 sobre el limitado Gamba Osaka y ganar la Copa Suruga Bank, a menos de una semana de haberse consagrado campeón de la Libertadores.

El uruguayo Carlos Sánchez, figura por su magistral en el primer tiempo, Gabriel Mercado y Gonzalo «Pity» Martínez encadenaron los goles que le dieron a River su tercera copa en el año, tras abrir su secuencia victoriosa en febrero con la Recopa Sudamericana.

La diferencia entre el campeón de la última Sudamericana y el ganador de la Copa de la Japanese League se notó claramente desde que River sacó ventaja con el tempranero gol que Sánchez marcó con un penal fuerte, arriba y a la derecha del arquero, tras una burda infracción de Yosuke Ideguchi sobre Nicolás Bertolo.

River con tranquilidad marcó el ritmo y solo pasó un sofocón cuando Marcelo Barovero midió mal un pique que lo sobró pero el brasileño Patric fue ingenuo al momento de definir, al demorarse por demás.

Cada vez que hubo una jugada de riesgo en el primer tiempo el uruguayo Sánchez tuvo protagonismo, entre ellas fue el ejecutor del corner desde la izquierda que a los 30 minutos abrió el camino al segundo gol. La pelota que Sánchez puso en vuelo llegó justo para el frentazo de Mercado, bombeado hacia el ángulo derecho del arquero Yosuke Fujigaya, y lejos de su alcance.

Mercado tuvo así su revancha luego de haberse perdido por suspensión el partido final de la Libertadores ante Tigre en el Monumental.

Pero también el oriental que el entrenador Marcelo Gallardo recuperó para River estuvo muy cerca a los 36 minutos y en el adicionado de la etapa inicial sacó una volea desde el vértice del área grande que estrelló la pelota en el travesaño.

Unos minutos antes Sebastián Driussi se había quedado con las ganas de hacer el tercer gol. A poco de empezar el segundo tiempo Gamba se acercó con una patriada del brasileño Lins que definió defectuosamente en el umbral del área de River.

Gallardo, aprovechando la licencia de los seis cambios, metió tres de golpe a los siete minutos para buscar tener la pelota y renovar energías, con el handicap del 2-0 a favor y sin riesgo a la vista.

www.diariorepublica.com

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *