Los Mundiales de natación de Kazán vieron caer hoy el quinto récord del mundo: el sudafricano Cameron van der Burgh batió la marca de los 50 metros braza en las series previas a la final.

Van der Burgh logró un tiempo de 26,62 segundos y mejoró en cinco centésimas su anterior récord mundial, 26,67 segundos, un registro logrado en los Mundiales de Roma 2009.

El sudafricano fue el primer hombre en lograr un récord mundial en Kazán, Rusia. Antes lo consiguieron Sarah Sjostrom (que rebajó dos veces la marca de 100 mariposa), Katie Ledecky (en 1.500 estilo libre) y Katinka Hosszu (200 estilos), destacó DPA.

El tiempo de Van der Burgh es el mismo que consiguió Adam Peaty en los Europeos de 2014, pero el registro del británico aún no fue ratificado por la Federación Internacional de Natación (FINA) por razones administrativas relacionadas con controles antidoping.

www.diariorepublica.com

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *