Recién aterrizado en la hierba tras su eliminación en cuartos de final de Roland Garros, la transición entre superficies, otras veces tan traumática, está funcionando esta vez para Rafa Nadal. El número 10 de la lista ATP y primer cabeza de serie en el torneo alemán ha batido este sábado al francés Gael Monfils, cuarto favorito, por 6-3 y 6-4, para acceder a la final del torneo, un ATP 250, dotado con 574.965 euros en premios.

La undécima victoria de Nadal sobre Monfils, que a su vez sólo se ha impuesto a español en dos ocasiones, resultó más fácil de lo previsto para el balear, que supo hacer valer dos roturas del saque rival (una en cada set) y un buen balance con su servicio para meterse en la final.

El rival de Nadal en la final saldrá del ganador del duelo entre Viktor Troicki y Marin Cilic, que se disputaba a continuación.

Campeón en 2006 y 2007 en Stuttgart cuando el torneo se disputaba en arcilla, Nadal regresará así a una final sobre hierba cuatro años después de caer por el título en Wimbledon 2011. Si se impone en la final, sería el primer título que gana el mallorquín en un torneo sobre hierba desde Wimbledon 2010.

“Gael es un jugador muy importante para el circuito. Una gran persona, un buen amigo mío, y un jugador que hace cosas distintas. Hay que estar muy concentrado ante él. Estoy muy contento de estar en la final. Es importante para mí después de perder en Roland Garros seguir compitiendo”, dijo Nadal, apenas terminado el partido, a pie de pista. “Tras los tres primeros meses del año muy duros, siento que en este último mes y medio estoy recuperando mi nivel. Estoy muy contento”, añadió.

Será la tercera final del año 2015 para Nadal, que se impuso en Buenos Aires pero cayó en el Masters 1000 de Madrid.

www.diariorepublica.com

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *