La condición de la mujer que fue golpeada por un bate roto en el Fenway Park de Boston ha mejorado. La familia de Tonya Carpenter emitió el lunes un comunicado en el que informó: “Tonya está respondiendo, y su condición pasó de grave a buena”.

Carpenter, de 44 años, sufrió lesiones que pusieron en riesgo su vida durante el juego del viernes por la noche entre Boston y Oakland.

Fue golpeada en la cabeza en la segunda entrada cuando el bate de Brett Lawrie, de los Atléticos, se rompió al conectar un rodado y una parte salió disparada hacia los asientos del lado de la tercera base. La mujer recibe atención en el Centro Médico Beth Israel Deaconess, donde su condición fue reportada como grave el sábado y el domingo.

Los Medias Rojas informaron ayer que el bienestar de la espectadora está “en primer plano en nuestras mentes”.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *