El comisionado de Grandes Ligas Rob Manfred dijo que acortar la temporada regular se ha convertido en un tema popular mientras jugadores y dueños se preparan para negociar un nuevo acuerdo laboral.

En su primer año en el puesto, Manfred estuvo en el Minute Maid Park antes del partido del miércoles en la noche entre los Vigilantes de Texas y los Astros de Houston como parte de un esfuerzo por reunirse con jugadores de los 30 equipos. Habló con varios reporteros sobre diferentes asuntos, incluyendo Pete Rose, el ritmo de los partidos, violencia doméstica, jugadores negros en el béisbol y el bateador designado.Manfred dijo que reducir el número de juegos en una temporada tendría ramificaciones económicas y competitivas, pero la idea de darle a los jugadores más días libres está recibiendo más atención que nunca antes.”Ciento sesenta y dos partidos en 183 días, y muchos de esos 21 días consumidos en viajes, es un calendario bastante agotador”, dijo. “Por reputación yo trabajo bastante duro, y no creo que yo trabaje 162 días en un periodo de 183 días. Es un calendario duro”.La Liga Americana pasó de un calendario de 154 juegos a uno de 162 en 1961. La Liga Nacional hizo lo propio al año siguiente.El actual convenio laboral entre dueños y jugadores expira luego de la temporada 2016.En otros temas:

Pete Rose

Manfred se mantuvo en silencio sobre la posible reinstalación de Rose.La legislatura de Ohio pasó resoluciones para pedir la reinstalación del rey de los imparables en el béisbol la semana pasada. Resoluciones similares fueron presentadas a la Asociación de Escritores de Béisbol de EEUU y al Salón de la Fama para que incluyan a Rose en la próxima boleta de votación a Cooperstown.Si las mismas son aprobadas, la legislatura de Ohio entonces presentará una recomendación formal ante MLB para reinstalar a Rose, aunque no se espera que la misma tenga algún impacto en el deporte.No hay un calendario establecido para tomar una decisión sobre Rose, quien acordó recibir una suspensión del deporte en 1989 luego que una investigación concluyera que había apostado en partidos de béisbol mientras fungía como manager de los Rojos de Cincinnati.Luego de haberlo negado por años, rose admitió haber apostado a los Rojos para ganar. Recientemente radicó formalmente una petición de reinstalación.Manfred afirmó que los jugadores le han preguntado sobre Rose en sus reuniones con los equipos.”Yo me hice una promesa a mí mismo”, dijo Manfred. “Todo lo que voy a decir sobre Pete Rose es que no tengo nada adicional que decir en este momento”.


Ritmo de juego

Recientemente el béisbol hizo unos ajustes sobre los nuevos procedimientos para imponer disciplina en torno al ritmo de los partidos, dándole a los jugadores más espacio antes de comenzar a imponer multas.Anteriormente, se habían acumulado una serie de advertencias y se suponía que las multas comenzarían a imponerse el 1 de mayo. Pero el cambio incluyó eliminar las advertencias con cada nueva serie.Manfred dijo que dada la cooperación recibida por parte de los jugadores, era buena idea revisar las medidas originales.”Ha sido algo positivo en el terreno”, dijo. “Hemos visto resultados positivos en la duración absoluta de los partidos, pero también, y en algo que es más importante para mí, la impresión en la gente de que los juegos se están moviendo más rápido”.

Violencia doméstica

Manfred dijo que MLB sigue trabajando con la unión de jugadores con los problemas de violencia doméstica. La esperanza es tener una política concreta prontamente, pero Manfred dijo que ya existen medidas que están vigentes para los jugadores.”Aunque no hemos completado un acuerdo, hemos hecho algunos cambios”, dijo Manfred. “Todos los jugadores de grandes ligas y ligas menores reciben cursos sobre temas de violencia doméstica, entrenamientos durante los entrenamientos primaverales. Nosotros pensamos que es un componente importante de cualquier programa y seguiremos trabajando en el desarrollo de una política abarcadora”.

Jugadores negros

Manfred comentó sobre el reciente ensayo hablado del comediante Chris Rock sobre los jugadores negros en el béisbol y el poco interés de los fanáticos entre los afroamericanos.”Primero que todo, él es gracioso”, dijo Manfred. “Pero cuando tienes un trabajo como el mío el humor se me pierde. Hemos estado trabajando duro y necesitamos seguir trabajando duro para asegurarnos que nuestras audiencias y nuestros jugadores complementen y reflejen el tipo de diversidad que general presenta nuestra sociedad”.

El bateador designado

El DH ha sido otro tema caliente últimamente luego que un par de lanzadores se lastimaran mientras bateaban e hicieran comentarios interesantes sobre la regla.Manfred reiteró que tener un designado en la Liga Americana y no en la Nacional no es un asunto importante para él.”Me gustan las cosas como están en cuanto al DH”, dijo. “De todas las cosas por las que me preocupo cuando me acuesto en las noches, el hecho de que tengamos el designado en una liga y en la otra no es una de ellas. Pienso que es un tema que causa que la gente hable sobre el juego, que debata sobre el juego, y creo que ese debate es una señal de la fortaleza de nuestro deporte y que debe ser promovido”.

www.diariorepublica.com

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *