La investigación muestra que los niños aprenden mejor cuando participan en la conversación que cuando solo escuchan hablar a los adultos. Pero ¿cómo puedes incluir a un niño en la conversación? ¿Cómo desarrolla la confianza para participar? Usa estas cinco estrategias para motivar a los niños a tomar parte activa en las comunicaciones, lo cual es un componente clave del aprendizaje de un idioma.

Escucha

Para estimular una conversación, escúchalo a tu hijo. Cuando le estás leyendo, detente para que pueda compartir sus pensamientos. Cuando le haces una pregunta, espera la respuesta, y dale tiempo para pensar y responder. Por lo general intenta ir más lento, poner atención a tu hijo y ser paciente para que tenga la oportunidad de participar. Al escuchar, les mostramos a los niños que lo que tienen que decir es importante.

Deja que tu hijo te guíe

Respóndele a tu hijo en vez de dirigir la conversación. Si te cuenta sobre el juguete con el que está jugando, convérsale sobre él y hazle preguntas. Si hace una rima, intenta hacer una rima tú también. Si quiere cantar, canta con él. Si te hace una pregunta o expresa interés en algún tema, contesta con información relevante. Cuando dejas que tu hijo te guíe, tu forma de interactuar con él le será interesante y también será apropiada para su edad y su nivel de dominio del lenguaje.

Muestra el poder del lenguaje

Cuando sea posible y apropiado, cumple con los deseos de tu hijo cuando los expresa en la lengua meta. Esto le muestra que lo entiendes y lo motiva a seguir hablando. Puedes hacer que esto sea más fácil a través de ofrecerle opciones y después respetar su decisión. Las opciones pueden ser tan simples como preguntarle si quiere leche o jugo. Ofrecer opciones es especialmente efectivo con niños que recién están aprendiendo un idioma porque les permite escuchar las opciones y así les es más fácil producir las palabras.

Enfócate en el significado

Responde al sentido de los mensajes de tu hijo, sin corregir su pronunciación o gramática. La investigación muestra que corregir errores no ayuda a los niños a aprender un idioma y interrumpe el flujo del habla. Puedes usar la estructura correcta de forma natural al contestarle, pero enfócate en el contenido del mensaje.

Incluye a los niños con juego

La conversación puede tomar muchas formas diferentes. Los juegos, los juegos usando la imaginación, los cuentos y la música pueden ser todos interactivos. Invita a tu hijo a participar activamente en conversaciones a través de aproximarse al lenguaje de forma juguetona. Tu hijo estará feliz de participar cuando le es divertido.

Jennifer escribe en su blog Spanish Playground

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *