República Dominicana- Al igual que ha sucedido en otras ocasiones a lo largo de su carrera, incluyendo un memorable episodio en el Estadio Azteca de México en 1995, Enrique no sólo abarrotó como nunca antes el Anfiteatro de Altos de Chavón -sino que además provocó una estampida humana- en la bella Marina de La Romana a su salida.

Enrique regresó a la República Dominicana, por segunda vez en menos de un año y protagonizó un evento histórico bajo el cielo de La Romana. Más de 6000 fans se dieron cita en el exótico Anfiteatro en Sábado Santo, para corear junto a su ídolo los temas de 95/08 y Greatest Hits.

Enrique, quien siempre ha disfrutado del contacto de sus fans, salió luego a cenar a un restaurante en La Marina. En tiempo récord, se regó la voz y la salida se armó un verdadero caos que terminó en una estampida. Enrique y su equipo tuvieron que literalmente correr.

La noche culminó en un prestigioso club de la Marina, donde una vez más, Enrique trató de compartir un rato con sus colegas y empresarios sin suerte. Después de una década de éxitos, él no deja de sorprenderse de la calidez de sus fans. Al final decidió dejar el lugar por temor a que alguien saliera lastimado.

«Me la pase fantástico. Los Dominicanos con gente muy especial en mi vida. Chavón tienen una magia especial, fue en éste escenario donde me presenté por primera vez en la Isla. So verdaderamente ellos quiénes se merecen mi cariño y aplauso. Me divierte mucho estar entre la gente, hablar y todo lo que quieran, pero cuando la cosa se pone peligrosa, mejor correr», ríe.

Enrique, nominado en 10 categorías en los Premios Billboard a la Música Latina, continuará este mes su gira por países de Europa como: Belarus, Lituania, Latvia y Estonia, entre otros.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *