COMPARTE

No se sabe si el empleado de una tienda de Dunkin’ Donuts en Natick tenía mucha cafeína en el cerebro, pero lo cierto es que el hombre se encolerizó cuando un cliente reclamó porque se habían demorado demasiado en servirle su café. Thomas Zazulak de 39 años dañó con un cuchillo las 4 llantas del Jeep de su cliente.

Lee la noticia aquí

COMPARTE
ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *