La comandante general Laura Richardson de @Southcom, visitó el Darién en una gira de trabajo para reforzar la cooperación bilateral en seguridad. Foto: cuenta Twitter @USEmbPAN

La jefa del Comando Sur, general Laura Richardson, llegó el 18 de octubre a la región del Darién, en Panamá, como parte de una gira de trabajo dirigida a atender la situación migratoria en ambos países.

Este viaje se da seis días después de que la administración de Joe Biden anunció un parole que permitirá a 24 mil venezolanos que cuenten con un patrocinante y lleguen por vía aérea, vivir legalmente en Estados Unidos por dos años.

La información fue confirmada por la Embajada de Los Estados Unidos así como por el Ministerio de Seguridad Pública de Panamá, que además informó que se desplegarán más de 300 unidades del Servicio Nacional de Fronteras (Senafront) en la selva del Darién con el fin de fortalecer la seguridad en el cordón fronterizo “y contrarrestar cualquier amenaza en las rutas migratorias”.

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS por sus siglas en inglés) anunció el 12 de octubre un programa migratorio para frenar la migración venezolana en Los Estados Unidos.

Pese a que 24 mil venezolanos serán recibidos en EEUU si cumplen con una serie de requisitos, también se informó que aquellos que llegaran a las fronteras terrestres a partir de ese mismo momento, empezarían a ser devueltos a México y perderían la oportunidad de participar.

La medida también se extiende a aquellos venezolanos que llegaron a Panamá a través de la selva del Darién.

“Nuestro mensaje para los venezolanos que están sobre el camino o que están pensando en venir es muy simple: si cruzan el nuestras fronteras ilegalmente o si entran ilegalmente a México o Panamá, no van a ser admitidos por los Estados Unidos y van a perder su oportunidad de participar en este proceso legal nuevo que estamos estableciendo. Deberían quedarse en donde están” dijo en una entrevista a VOA el encargado de la política fronteriza del DHS, Blas Nuñez-Neto.

La venezolana era la segunda nacionalidad -después de la mexicana- con más migrantes dirigiéndose a Los Estados Unidos en busca de una mejor vida.

Las cifras del DHS reflejaron el repunte de migrantes mes a mes desde entonces, alcanzando los 33 mil en septiembre. El promedio mensual de encuentros de ciudadanos venezolanos y las autoridades en la frontera terrestre entre México y EEUU se totalizó en 15 mil 494 durante el año fiscal 2022, un número exorbitante si se le compara con el promedio mensual de 127 arrestos en el periodo 2014-2019.

En un balance del Ministerio de Seguridad de Panamá se reveló que desde enero hasta septiembre 151 mil 257 migrantes han cruzado por la selva del Darién, de ellos 107 mil 723 son venezolanos.

La venezolana se ha convertido por mucho en la nacionalidad con más migrantes que han atravesado la peligrosa selva para llegar a Panamá y seguir su trayecto hasta Estados Unidos. Le siguen Haití (8 mil 579), Cuba (4 mil 322) y otros países (14 mil 297).

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *