Joint Base Cape Cod se ha convertido en el hogar temporal de los 50 migrantes venezolanos que llegaron el miércoles 14 de septiembre a Martha´s Vineyard y que el viernes 16 de septiembre fueron trasladados, en medio de fuertes medidas de seguridad por parte de la Policía, al recinto militar. Foto: Jehovagni Santana

Según un comunicado al que El Planeta tuvo acceso, los 50 venezolanos que llegaron a Martha’s Vineyard y que están alojadas en la Base Militar Joint de Cape Cod, recibieron una carta comunicándoles que en las próximas horas serían trasladados, sin poder llevarse todas sus pertenencias.

El documento fue entregado a los venezolanos por debajo de las puertas de las habitaciones indicando lo siguiente: “Iniciaremos las inspecciones de los dormitorios hoy 28 de septiembre en preparación a los traslados venideros”.

Presunto comunicado recibido por los inmigrantes venezolanos.

“No sabemos ni siquiera a donde nos llevarán, a un compañero le dijeron que nos iban a enviar a un refugio con 500 personas”, manifestó uno de ellos que no quiso ser identificado, quien se comunicó con El Planeta a través de una video llamada.

Sin embargo, los inmigrantes se sienten agradecidos con las autoridades de Massachusetts y los directivos de la Base Joint porque desde que fueron recibidos han contado con atención médica, alimentación e incluso se les provee traslados diarios en dos buses que los llevan a diferentes áreas de recreación cercanas. No obstante, el día que recibieron el comunicado se les informó que no podían salir de la base, razón por la cual se sintieron preocupados y ansiosos.

“Ayer empezaron a repartir panfletos por debajo de la las puertas y sobre las mesas, un tipo de la base nos trató muy mal. Hoy nos dijeron que nadie puede salir de la base como si estuviéramos presos, secuestrados, quieren que dejemos las cosas que nos han regalado”, expresó una madre venezolana que está junto a su hija de 11 años.

Después de publicado este artículo un delegado de Massachusetts se comunicó con El Planeta para dar su posición de los hechos aquí expuestos. Puntualizó que los refugios son residencias temporales, que están trabajando en la búsqueda de viviendas. También reafirmó que los migrantes cuentan con movilización diaria que es provista por el estado, quien citó algunos ejemplos como cuando en una oportunidad fueron trasladados para reunirse con residentes de la zona que hablan español; sin embargo, aseguró que dan preferencia a las citas médicas por ser la salud prioritaria.

El representante del gobierno también resaltó el hecho que los directivos de la base están trabajando arduamente para suplir las necesidades de los migrantes en todo los aspectos, dígase comida, ropa, medicinas y demás.

Mencionó también que la administración del refugio está a cargo del Padre Bill’s & MainSpring, quienes han estado trabajando diligentemente con muchas otras agencias estatales y organizaciones de voluntarios para satisfacer las necesidades de las familias y las personas que se hospedan en Joint Base Cape Cod.

Hasta este momento los inmigrantes venezolanos continúan en Joint Base Cape Cod, no han recibido ningún nuevo comunicado, ni se han referido a la información escrita entregada ayer en horas de la mañana, en la cual se les informaba que iban a ser trasladados a otro lugar.

Por su parte, Iván Espinosa-Madrigal, director ejecutivo de Lawyers for Civil Rights, organización que brinda apoyo legal gratuito a los migrantes que el gobernador de Florida Ron DeSantis habría mandado a Martha´s Vineyard, manifestó que éstos continúan en Cape Cod. “No hay ningún traslado programado”.

Mantenemos el anonimato de los inmigrantes que dieron su testimonio para proteger sus identidades. Esta noticia aún se encuentra en desarrollo.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *