Joint Base Cape Cod se ha convertido en el hogar temporal de los 50 migrantes venezolanos que llegaron el miércoles 14 de septiembre a Martha´s Vineyard y que el viernes 16 de septiembre fueron trasladados, en medio de fuertes medidas de seguridad por parte de la Policía, al recinto militar. Foto: Jehovagni Santana.
Joint Base Cape Cod se ha convertido en el hogar temporal de los 50 migrantes venezolanos que llegaron el miércoles 14 de septiembre a Martha´s Vineyard y que el viernes 16 de septiembre fueron trasladados, en medio de fuertes medidas de seguridad por parte de la Policía, al recinto militar. Foto: Jehovagni Santana.

Después de Martha´s Vineyard y Joint Base Cape Cod, qué pasará en términos de migración con los 50 migrantes venezolanos que llegaron el miércoles 14 de septiembre, sin previo aviso a la isla, luego que el gobernador republicano de La Florida, Ron DeSantis, los envío como parte de su plan para reubicar a inmigrantes indocumentados en los llamados estados santuario como Massachusetts, expresó públicamente.

“Esto es un ejemplo claro de la violación de los derechos humano, la situación ha sido muy perturbadora, lo que hemos hecho es conectar a cada individuo con un abogado de migración para que pueda tomar su caso, es un proceso que tomará un poco de tiempo, pero ya está en marcha”, manifestó la abogada Miriam Albert, de Lawyers for Civil Rights.

Se puede observar a parte de los 50 migrantes venezolanos con maletas sin deshacer aún, después que fueron llevados a un salón de la Base Joint, ubicada en Cape Cod, posterior a su traslado desde la isla Martha´s Vineyard, donde permanecieron casi 48 horas. Esta foto fue captada por la venezolana Katiuska Valiente, dueña del restaurant Pekas, cuando les llevó comida típica como arepas, pabellón de pollo, frijoles, maduros fritos y dulce de tres leches, a sus compatriotas.

Enfatizó que el primer punto que hay que priorizar es que los migrantes acudan a sus citas de migración. “Muchos tienen citas este lunes en diferentes partes del país como Virginia, Detroit, Washington DC, pero es imposible que puedan llegar si están en Massachusetts, uno de los esfuerzos que hemos hecho es estar en comunicación con las autoridades de migración para asegurarnos que puedan cambiar la fecha de las citas, que un abogado tome su caso individualmente y cuando eso pase cada uno va a explorar las diferentes opciones legales que tienen”.

Quienes pidan “asilo político” deberán esperar aproximadamente un año. El asilo es un estatus migratorio que da protección especial para personas cuya seguridad e integridad corren peligro en su país de origen. Foto Jehovagni Santana.

Para quienes pidan “asilo político” deberán esperar aproximadamente un año, informó la abogada Albert.  Este estatus migratorio es una protección especial ofrecida a personas cuya seguridad e integridad corren peligro en su país de origen, debido persecuciones originadas por su opinión política, raza, religión, nacionalidad, pertenencia a un grupo social, entre otros.

Es importante tomar en consideración que una vez que una persona recibe asilo político, no podrá regresar a su país de origen debido a las amenazas a su seguridad existentes en el mismo, tener asilo político implica el total abandono del país de proveniencia por un plazo indefinido.

La organización sin fines de lucro Abogados para los Derechos Civile están solicitando a las autoridades federales y estatales que empiecen una investigación para ver las implicaciones criminales y legales que hubo dentro del traslado de los 50 migrantes a Martha´s Vineyard. “Para que esto no se vuelva a repetir”, enfatizó Miriam Albert.

Los asilados políticos tienen derecho a solicitar una autorización de empleo como parte de los beneficios que reciben, que se activará 5 meses después de pedir el amparo al gobierno o la fecha registrada en la solicitud de asilo entregada en la Corte de Inmigración. Foto Jehovagni Santana.

La autorización de empleo es parte de los beneficios que reciben los solicitantes de asilo en Los Estados Unidos. Pero el derecho se activa 150 días (5 meses) después de pedir el amparo al gobierno o la fecha registrada en el Formulario I-589, que es la solicitud de asilo entregado en la Corte de Inmigración (EOIR), lo que no significa que sea aprobado por el Departamento de Migración.

Una vez que el migrante ingresa a territorio estadounidense por un puerto de entrada autorizado o se entrega a las autoridades federales de inmigración (Patrulla Fronteriza), será entrevistado por las autoridades o por un agente de asilo de la Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS), quien determinará, a través de lo que se denomina “una entrevista de miedo o temor creíble” que se realiza en la frontera, si la persona tiene una causa de asilo.

Si este recurso es rechazado en esta instancia, ese agente tiene la facultad discrecional de referir su caso a la Corte de Inmigración para que sea un juez quien determine su futuro en Los Estados Unidos. Existen cuatro posiciones o acciones que lo agentes de migración pueden hacer mientras dure el proceso de petición de asilo.

  1. Que el agente de asilo le apruebe su petición o reclamo en la frontera y el inmigrante queda amparado bajo el resguardo del gobierno de Los Estados Unidos como asilado.
  2. Que el agente de asilo “no quede muy convencido” durante la primera entrevista de miedo creíble en la frontera y remita al solicitante a una segunda entrevista en la oficina de USCIS.
  3. Que el agente de asilo de USCIS le niegue el pedido de asilo, no pase la entrevista de miedo o temor creíble y remita o refiera el caso a la Corte de Inmigración para que un juez decida su futuro en Los Estados Unidos.
  4. Que el caso no pase la entrevista de miedo o temor creíble y las autoridades de deportación le apliquen el Título 42 y lo deporten por razones de seguridad sanitaria debido a la pandemia del COVID-19.

El permiso de trabajo

Dependiendo de lo que ocurra en la primera etapa del proceso, la situación del permiso de trabajo queda de la siguiente manera:

  1. Si el agente de asilo de USCIS le concede el asilo el migrante a partir de ese momento tiene derecho a gestionar un permiso de trabajo, petición que debe hacerse cuanto antes, porque el proceso tarde hasta 5 meses.
  • Si la persona no pasa la entrevista de asilo y es referido a una segunda entrevista o a la Corte de Inmigración, debe esperar a que se lleven a cabo estos procesos donde tendrá la oportunidad de solicitar asilo.
  • Si la espera tarda más de 150 días desde que el migrante pidió asilo o entregó la solicitud el Formulario I-589, los 150 días corren a partir de la fecha de petición o la anotada en el formulario. Es en ese momento, cinco meses después, que se califica para pedir un permiso de trabajo, pero no hay garantías respecto al tiempo que el gobierno se demora en procesar la solicitud.
  • Si el juez niega el pedido de asilo o no pasa la segunda entrevista, el migrante se recibirá una orden de deportación y perderá el derecho de permanencia en Los Estados Unidos y a tramitar una autorización de empleo.

Es así como la llegada inesperada de los inmigrantes trae a Massachusetts el debate nacional sobre la política de inmigración, que se ha centrado en los inmigrantes indocumentados que cruzan la frontera sur, mientras tanto los inmigrantes siguen entrando de manera desordenada a Los Estados Unidos en busca de una oportunidad de vida.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.