Lo que fue el primer desayuno de algunos inmigrantes que forman parte de los aproximadamente 50 que llegaron ayer miércoles a la exclusiva isla Martha's Vineyard. Foto: Twitter representante estatal Dylan Fernandes.
Lo que fue el primer desayuno de algunos inmigrantes que forman parte de los aproximadamente 50 que llegaron ayer miércoles a la exclusiva isla Martha's Vineyard. Foto: Twitter representante estatal Dylan Fernandes.

Aproximadamente 50 inmigrantes venezolanos llegaron sin previo aviso a Martha’s Vineyard, quienes quedaron al cuidado de los funcionarios de la isla.

El gobernador de Florida, el republicano Ron DeSantis, se atribuye el mérito. Los inmigrantes acabados de llegar están siendo alojados en un refugio de la iglesia episcopal de St. Andrews en Edgartown.

Inmediatamente, las voces se alzaron a favor y en contra. Ya se habla que los inmigrantes fueron “secuestrados inconscientemente” y enviados sin conocer su destino, a la exclusiva isla frente a la costa de Massachusetts, donde presidentes de Los Estados Unidos, empresarios y los personas de gran poder adquisitivo vacacionan.

Una portavoz del gobernador DeSantis, le dijo a Fox News que su administración había enviado a los inmigrantes como parte de su plan para reubicar a los indocumentados en los llamados estados santuario como Massachusetts.

El congresista William Keating, quien representa a Martha’s Vineyard, criticó en su cuenta de Twitter, la supuesta decisión de DeSantis de transportar a los inmigrantes. “La historia no ve con buenos ojos a los líderes que tratan a los seres humanos como cargamento y los envían a mil millas de distancia sin decirles su destino. Aun así, DeSantis tomó esa decisión. Aplaudo al gobernador de Massachusetts por los esfuerzos de su administración para intensificar y ayudar a estos refugiados a pesar de la falta de notificación de su inminente llegada, y estoy disgustado por la decisión del gobernador Ron DeSantis de priorizar la crueldad y el caos, sobre la dignidad humana, en el truco financiado por los contribuyentes de hoy”, tuiteó.

Por su parte, los abogados por los Derechos Civiles (Lawyers for Civil Rights, LCR), afirman que están consternados por las acciones recientes, presuntamente encabezadas por DeSantis para llevar a decenas de inmigrantes a Martha´s Vineyard. “Es inconcebible tratar a los seres humanos, especialmente a los miembros de una población tan vulnerable, como peones para hacer un punto político”, expresó en un comunicado Iván Espinoza-Madrigal, director ejecutivo de LCR.

El arribo inesperado de estos venezolanos, trae a Massachusetts el debate nacional sobre la política de inmigración, que se ha centrado en los indocumentados que cruzan la frontera sur.

Los abogados y el personal de LCR se encuentran actualmente en Martha’s Vineyard, reuniéndose con los inmigrantes afectados, quienes los están ayudando a conectarse con los servicios locales para garantizar que se satisfagan sus necesidades inmediatas. “También estamos investigando la manera inhumana en que fueron transportados por todo el país para determinar los responsables, si se violaron las leyes penales estatales o federales contra la trata de personas, el secuestro y otros recursos legales que están disponibles”, puntualizó.

Lawyers for Civil Rights está convocando a los abogados pro bono, a los especialistas en inmigración, agentes del orden público y proveedores de servicios sociales, para que se unan a la causa de ayuda social en favor de los inmigrantes recientemente llegados a Martha’s Vineyard.

El senador de Massachusetts, Julian Cyr, informó que dos aviones chárter aterrizaron en el aeropuerto de Martha’s Vineyard alrededor de las 3 de la tarde del miércoles, 14 de septiembre.

“Quien haya organizado los vuelos, también envió a un camarógrafo para grabar la llegada y camionetas blancas para transportar a los pasajeros. Al menos un vuelo se originó en San Antonio, Texas, antes de hacer escala en Florida”, afirmó Cyr al comentar que no estaba claro dónde los inmigrantes comenzaron su viaje. “Esta es una treta cruel que manipula a los más vulnerables para que busquen una vida mejor y creo que sacar provecho de las familias inmigrantes que se encuentran en las circunstancias más difíciles para un momento de sorpresa y un truco político, es repugnante”.

Enviar a los inmigrantes a Martha’s Vineyard, una isla exclusiva donde el presidente Barack Obama y las celebridades tienen casas de verano, fue una elección política, dijo el representante estatal Dylan Fernández. “Nos ven como enclaves ricos y liberales. Estas son personas que están siendo utilizadas como peones políticos republicanos, quienes están manejando vidas humanas como una forma de llamar la atención de los medios, es profundamente repulsivo”, fustigó.

Según un reporte de Vineyard Gazette, los funcionarios de la isla trataban apresuradamente de organizar comida, ropa y refugio temporal para los visitantes inesperados, algunos de los cuales dijeron que no tenían idea de dónde estaban.

Un portavoz del gobernador Charlie Baker informó que la oficina estaba al tanto de la situación en Martha’s Vineyard. “La Administración Baker-Polito está en contacto con los funcionarios locales con respecto a la llegada de inmigrantes a Martha’s Vineyard”, indicó el secretario de prensa Terry MacCormack, a través de su correo electrónico. “En este momento, los servicios de refugio a corto plazo están siendo proporcionados por funcionarios locales y la Administración continuará apoyando esos esfuerzos”.

“Es un problema humanitario”, manifestó el jefe de policía de Oak Bluffs, Jonathan Searle, a Vineyard Gazette. “En este momento nos preocupa la coordinación con los funcionarios estatales y federales”.

Oficiales de Massachusetts se pronuncian sobre el tema:

Si desea ser voluntario para ayudar a los migrantes en Marthas Vineyard, llame al 508 684 8015

Esta noticia de última hora se actualizará a medida que haya más información disponible.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.