Boston dio la bienvenida a los nuevos estudiantes universitarios que llegaron a la ciudad para comenzar el nuevo año lectivo. Hoy se llevó a cabo el primer gran “día de mudanza a Boston” de los nuevos inquilinos de la ciudad, que se extenderá hasta el 4 de septiembre. Foto: Jehovagni Santana.
Boston dio la bienvenida a los nuevos estudiantes universitarios que llegaron a la ciudad para comenzar el nuevo año lectivo. Hoy se llevó a cabo el primer gran “día de mudanza a Boston” de los nuevos inquilinos de la ciudad, que se extenderá hasta el 4 de septiembre. Foto: Jehovagni Santana.

Como cada 1 de septiembre y lo que se ha convertido ya en una tradición de años, la ciudad de Boston da la bienvenida a los nuevos estudiantes que van estudiar en las diferentes universidades y colleges durante el ciclo escolar 2022-2023. Hoy se llevó a cabo el primer gran “día de mudanza a Boston” de los nuevos inquilinos de la ciudad, que se extenderá hasta el 4 de septiembre.

Según Miguel Hernández, un chofer de UBER, el 1 de septiembre nunca es un día divertido para conducir en Boston, por la cantidad de calles cerradas y camiones de mudanzas descargando. “Durante todo el día he visto cientos de camiones en movimiento en las calles al mismo tiempo”, expresó.

“La Ciudad de Boston alberga colegios y universidades que atraen a estudiantes y familias de todo el mundo, estamos emocionados de dar la bienvenida a estudiantes, familias y visitantes durante el fin de semana. Estoy agradecido con los muchos trabajadores de la ciudad que han comenzado los preparativos y trabajan para garantizar que todos nuestros estudiantes entrantes tengan una vivienda segura, acceso a los servicios de la ciudad y comprendan cómo ser buenos vecinos”, comentó Dion Irish, jefe de Operaciones de la ciudad de Boston.

En el primer gran Día de la Mudanza en Boston, donde llegaron una gran cantidad de estudiantes univesitarios, se observó un exceso de tráfico y calles cerradas cercanas a los dormitorios universitarios. Foto Jehovagni Santana.

Según datos proporcionados por la Oficina de Vivienda de la Alcaldía, los vecindarios de Boston con paradas de la Línea Naranja (Jamaica Plain, Roxbury, South End, el centro, Chinatown y Charlestown) albergan a más de 51,000 hogares de inquilinos, casi el 30% del total de la ciudad. El Municipio de Boston no tiene datos sobre cuántos de esos apartamentos tienen contratos de arrendamiento que comienzan el 1 de septiembre.

Este año, el cierre de la Línea Naranja hizo que el primer gran Día de la Mudanza en Boston sea aún más complicado por el exceso de tráfico que se registró, ya que, para reemplazar los trenes cerrados, la MBTA opera hasta 200 autobuses de enlace a lo largo de la ruta de la Línea Naranja, la cual está cerrada por un mes. El servicio de la Línea Verde también está suspendido entre Government Center y Union Square. Esto significa menos espacio en las carreteras para los camiones en movimiento, así como menos lugares para que se detengan y descarguen.  

Hasta el 31 de agosto, el Municipio de Boston había emitido 1,629 permisos de mudanza, válidos desde el 31 de agosto hasta el 4 de septiembre. Según las proyecciones, acorde a las estadísticas del año pasado, donde hubo más de 2 mil 500 permisos tramitados, este número podría igualarse o mantenerse. “Hoy hubo muchos camiones en movimiento y autobuses de enlace que no podían moverse”, comentó Ana Prado, pasajera del bus 57, que la dejó en una parada de la Commonwealth Avenue.

El primer día de la gran mudanza de estudiantes a la ciudad de Boston transcurrió entre apresurados trabajos de mantenimiento de las viviendas y la salida y llegada de los nuevos inquilinos. Foto: Jehovagni Santana.

En un recorrido realizado por El Planeta se pudo constatar que muchos propietarios estaban apresurados en terminar los trabajos de mantenimiento que transcurre entre la mudanza de los inquilinos que dejaron sus viviendas el día 31 de agosto y la llegada de los nuevos el día 1 de septiembre. Hubo mucha basura en las aceras y nuevos artefactos eléctricos refrigeradoras y microondas entrando a las nuevas viviendas estudiantiles. “»Es poco tiempo para hacer las cosas, no he podido conseguir que un técnico para un trabajo rápido de pintura o mantenimiento de los 3 apartamentos que dejaron los estudiantes”, comentó apresurado el encargado del edificio, quien no quiso identificarse porque no tiene autorización para hablar.

Según un comunicado de prensa de la ciudad de Boston, los enlaces de la Oficina de Servicios Vecinales de la Alcaldía estuvieron en los vecindarios durante el 31 de agosto y el jueves 1 de septiembre, donde realizan recorridos y reportarán cualquier problema potencial que encuentren como resultado de la mudanza de los estudiantes, a los Departamentos de la Ciudad correspondientes. Los residentes que enfrenten algún inconveniente por la mudanza de los estudiantes pueden conectarse con los enlaces de sus vecindarios en boston.gov/ons.

Durante todo el día se pudo ver en las calles de Boston camiones de mudanza descargando, mientras que los estudiantes de manera apresurada bajaron sus pertenencias. Foto: Jehovagni Santana

Los nuevos residentes y los ya existentes se pueden conectar con Boston 311 para informar problemas que no sean de emergencia y obtener información. Hay tres formas de hacerlo:

Llamar al 617-635-4500, visitar la página web: boston.gov/311 o descarga la aplicación BOS:311, disponible en Google Play y en iOS, la cual tiene una sección específica de mudanza de estudiantes para simplificar los informes.

“Con la ayuda de la comunidad y las universidades locales, Boston ha visto una disminución significativa en las viviendas para estudiantes sin mantenimiento, a medida que continuamos construyendo esta gran colaboración comunitaria, la Ciudad les pide a los estudiantes que abracen sus respectivas comunidades y sean buenos vecinos”, expresó el comunicado de prensa de la Alcaldía de Boston.

Las autoridades municipales recomiendan a los nuevos inquilinos lo siguiente:

  • Desechar adecuadamente la basura.
  • Mantener el ruido al mínimo (sus vecinos pueden tener niños pequeños y trabajo)
  • No bloquear las salidas con bicicletas, papeleras, etc.
  • No sacar las pilas de los detectores de humo.
Mucha basura se pudo observar en calles y parterres de la ciudad de Boston como resultado de la partida de los estudiantes que acabaron su ciclo de formación universitaria, mientras otros llegaron para dar inicio al periódo 2022-2023. Foto: Jehovagni Santana.

Según se conoció los departamentos de Servicios de Inspección, Transporte, Oficina de Servicios Vecinales de la Alcaldía, los Bomberos, la Policía y Obras Públicas de la Ciudad están realizando inspecciones de viviendas (a pedido), inspecciones de basura y distribuyendo folletos informativos en barrios que tienen una gran población estudiantil, tales como Allston, Brighton, Back Bay, Fenway, Mission Hill y Beacon Hill.

Se recomienda a los estudiantes que eviten los muebles usados ​​y que notifiquen al propietario de inmediato en caso de sospecha de alguna infestación. Además, la información relacionada con el control de roedores se puede encontrar en nuestro sitio web boston.gov.

Hasta el 4 de septiembre el Departamento de Transporte de Boston implementará restricciones de estacionamiento en las calles de Allston, Brighton, Fenway, Mission Hill, South Boston, Back Bay y North End para ayudar a proporcionar espacios de estacionamiento para los vehículos que utilizan los nuevos residentes y los estudiantes que se mudan a esas ciudades. Además, hay carteles de restricciones de estacionamiento en la calle en los vecindarios afectados. Para obtener más información sobre las restricciones de calles, visite boston.gov/moving.

Los estudiantes universitarios pueden hacer uso de las Bluebikes, un sistema público de bicicletas compartidas, que tiene más de 400 estaciones y 4000 bicicletas. “Es una forma rápida y conveniente de moverse por el área metropolitana de Boston”, expresó la alcaldesa Wu.

Muchos de los colleges y universidades de Boston ofrecen descuentos en pases anuales para estudiantes, profesores y personal, para mejor información se debe consultar con la Oficina de Transporte de la respectiva universidad que el alumno asiste para ver si es elegible.

Los nuevos estudiantes universitarios pueden hacer uso de las Bluebikes, un sistema público de bicicletas compartidas, informó la Alcaldesa de Boston, Michelle Wu. Foto: Jehovagni Santana.

Para ayudar a las personas a moverse durante el cierre de la línea naranja de la MBTA, la ciudad de Boston está ofreciendo pases gratuitos de 30 días hasta el 18 de septiembre. Los pases están disponibles para cualquier persona y brindan una cantidad ilimitada de viajes de 45 minutos sin costo alguno. Más información en boston.gov/bluebike sobre cómo andar en bicicleta de manera segura en Boston.

“Esperamos que a medida que avanzamos en las fechas de mudanza por el comienzo de la escuela por algunos días podamos tener un buen ritmo durante esas fechas. Los funcionarios de la ciudad de varios departamentos y agencias brindaron una actualización sobre los preparativos que hizo la ciudad para que en la medida que los estudiantes universitarios se mudan a Boston se garantice una transición sin problemas a sus nuevos hogares y comunidades”, concluyó la alcaldesa de Boston, Michelle Wu.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.