La tasa de muertes relacionadas con los opioides en Massachusetts aumentó un 9 % en 2021, superando el pico anterior del estado en 2016 en un 6 %, según datos publicados el miércoles, 8 de junio por el Departamento de Salud Pública del estado.

Esta cifra está por debajo del aumento a nivel nacional del 15 %, pero sigue siendo “muy problemático para Massachusetts”, dijo la comisionada de salud Margaret R. Cooke al Consejo de Salud Pública cuando publicó el informe.

La tasa de fallecidos relacionada con los opioides es de 32,6 por cada 100,000 en 2021, frente a 29,9 en 2020 y el pico anterior de 30,7 en 2016.

En cuanto a la cantidad de muertes, el departamento estima que 2,290 personas murieron por sobredosis de opioides en 2021, un aumento del 8,8 % con respecto al año anterior.

Los datos preliminares sugieren que las muertes pueden haber disminuido en un 4 % en el primer trimestre de este año. Estos muestran 551 fallecidos por sobredosis relacionadas con opioides confirmadas y estimadas; es decir, 24 menos que en los primeros tres meses de 2021.

Como en el pasado, el fentanilo estuvo presente en la gran mayoría, el 93,3 %, de las muertes en las que se pudieron recopilar datos toxicológicos. Por primera vez, el estado incluyó información sobre el alcohol, reportando que el alcohol estuvo presente en aproximadamente una cuarta parte de las personas que murieron por sobredosis en 2021.

El informe del miércoles contrasta con las tendencias observadas en el informe semestral anterior publicado en noviembre. Este encontró solo un aumento del 1 % en los primeros nueve meses de 2021 en comparación con el mismo período en 2020, lo que sugiere que la crisis se estaba estabilizando después de un aumento del 5 % en las muertes en 2020, cuando los efectos de la pandemia borraron el progreso del estado en la lucha contra uso ilícito de opioides.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.