Por: Gabrielle Emanuel

Click here to read this article in English, by WBUR


Cuando Jacob Lemieux miró los últimos números de COVID de Massachusetts, no le gustó lo que vio.

“La realidad es que las cosas realmente no van bien en este momento”, dijo Lemieux, médico de enfermedades infecciosas en el Hospital General de Massachusetts y miembro del Consorcio de Preparación para Patógenos de Massachusetts (MassCPR).

Pero cuando Gabriela Andújar Vázquez, médica de enfermedades infecciosas y epidemióloga hospitalaria asociada en Tufts Medical Center, observó las mismas cifra, no se sorprendió.

«Ya sabemos que se esperan fluctuaciones en los casos», señaló Andújar Vázquez. «Siempre me preocupo cuando aumentan los casos, pero deberíamos estar bien».

Con mascarilla, pruebas, vacunas y tratamientos ampliamente disponibles, cree que Massachusetts tiene las herramientas necesarias para abordar el aumento de casos.

«Definitivamente estamos viendo un repunte«

En Massachusetts, más de 5,500 personas dieron positivo por COVID el jueves 12 de mayo. El promedio de siete días para el recuento de casos es más de tres veces mayor que en marzo. Y el nivel de COVID que se encuentra en las aguas residuales del área de Boston está aumentando, esto, según los expertos, indica que es probable que los recuentos de continúen subiendo durante las próximas dos semanas.

Los datos de tendencias de COVID publicados el jueves por el Departamento de Salud de Massachusetts muestran aumentos en el promedio de casos, hospitalizaciones y la tasa de pruebas positivas.

«Definitivamente estamos viendo un repunte en Massachusetts», señaló Robert Horsburgh, médico de enfermedades infecciosas y profesor de salud y medicina global en la Boston University.

Si bien los números están lejos de su punto máximo en el pico de la ola ómicron, algunos expertos esperaban que la primavera ofreciera un respiro del coronavirus. Eso no ha sucedido. Aunque los casos cayeron precipitadamente entre mediados de enero y mediados de marzo, ha habido un aumento lento y persistente desde entonces.

En los últimos días, los números han llevado a varios distritos escolares, incluidos Arlington, Belmont y Cambridge, a instar a usar mascarillas en las aulas. Las universidades, incluyendo el MIT, también han recomendado el uso de mascarillas. Boston, que nunca eliminó su mandato de máscara escolar, ahora está alentando a las personas a usar máscaras en lugares públicos cerrados.

Las hospitalizaciones también están aumentando

“Lo que realmente preocupa de estos datos es que las tasas de hospitalización también están subiendo”, indicó Lemieux.

Si bien los centros de salud no reportan que sus instalaciones están al borde con pacientes de COVID-19, las hospitalizaciones van en aumento. Actualmente hay más de 700 pacientes en la mancomunidad hospitalizados con COVID .

Datos de hospitalización del Departamento de Salud de Massachusetts.

Con el desarrollo de vacunas y tratamientos contra el COVID-19, muchos expertos médicos se mostraron optimistas sobre el aumento de casos sin un salto en las hospitalizaciones. Si bien las recientes oleadas de COVID no han traído un aumento en el número de pacientes que se vio al principio de la pandemia, Lemieux contó que no ha habido “el desplome que se esperaba”.

Aún así, Andújar Vázquez señala que la mayoría de los pacientes con COVID que actualmente están hospitalizados en Massachusetts, aproximadamente el 67 %, no están allí principalmente por una enfermedad relacionada con el COVID. Padecen otros síntomas y luego resulta que tienen COVID. Esas son «buenas noticias», dijo, y un testimonio de la tasa de vacunación relativamente alta en el estado.

Además, según Horsburgh, pocos de los pacientes actuales con COVID en los hospitales están gravemente enfermos. Hasta el miércoles 11 de mayo, solo 66 pacientes con COVID estaban en una unidad de cuidados intensivos, según el Departamento de Salud Pública de Massachusetts.

Incluso si la mayoría de los pacientes con COVID no están en el hospital debido al virus, puede ser perjudicial para las operaciones del hospital, advierte Bill Hanage, epidemiólogo de Harvard.

«Todavía es un gran problema», señaló Hanage, porque cualquier paciente con COVID, independientemente de que este sea su principal asunto médico, requiere recursos adicionales y medidas de control.

Las hospitalizaciones y muertes por COVID también tienden a retrasarse con respecto a otros aumentos, ya que los pacientes que se infectan tardan un tiempo en presentar síntomas lo suficientemente fuertes como para requerir tratamiento hospitalario y muchas personas experimentarán solo leves o moderados.

Por qué están aumentando los casos de COVID

Los expertos dicen que el aumento actual en los casos de COVID está siendo impulsado por cambios tanto en el virus como en el comportamiento y las políticas.

“Creo que, sin duda, la eliminación del mandato de mascarillas para el transporte público y en los vuelos está contribuyendo al aumento actual”, dijo Amy Barczak, especialista en enfermedades infecciosas en MGH y el Instituto Ragon de MGH, MIT y Harvard. 

«Es probable que sea un efecto de las vacaciones», indicó Horsburgh, y señaló que el aumento siguió a varias fiestas religiosas importantes y vacaciones de primavera para escuelas y universidades. Supone que los viajes de vacaciones y las reuniones le dieron al virus la oportunidad de propagarse.

Los expertos estiman que la mayoría de los casos en Massachusetts ahora son causados ​​por una subvariante de ómicron conocida como BA2.12.1. Jeremy Luban, profesor de la Escuela de Medicina UMass Chan y codirector del programa de variantes virales en MassCPR, dijo que si bien todavía hay mucho que aprender sobre esta y otras nuevas variantes, parece ser menos mortal que las variantes anteriores.

“La tasa de letalidad parece ser más baja de lo que era”, dijo Luban.

Lo que está claro, según Lemieux de MGH, es que tiene la capacidad de incrementar los casos.

¿Cuánto durará el aumento?

Los casos siguen aumentando y los expertos advierten que es imposible predecir cuándo alcanzará su punto máximo este aumento. Sin embargo, muchos expertos dicen que un clima más cálido en las próximas semanas probablemente ayudará a reducir los casos.

«Es realmente en interiores donde ocurre la transmisión», dijo Horsburgh.

Andujar Vázquez tiene la esperanza de que el recuento de casos se estabilice a fines de mayo y regrese a niveles significativamente más bajos a mediados o fines de junio.

Este artículo se publicó originalmente el 13 de mayo de 2022.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.