Por: Gerardo Beltrán 

Un grupo de estudiantes de Enseñanza Media (High School) de Chile, que desarrollaron proyectos de innovación para enfrentar la sequía y ayudar en la agricultura de sus comunidades, fueron recibidos por profesores del Massachusetts Institute of Technology, MIT, donde presentaron sus trabajos con gran éxito.

Sebastián Arias, Francisca Cortés, Belén Pizarro y Joaquín Soto, alumnos del colegio Politécnico América, de Los Andes, una ciudad agrícola ubicada a 44 millas de la capital Santiago, presentaron un filtro para aguas “grises” que puede reducir hasta en un 30 por ciento el costo de la cuenta del agua.

El filtro está modelado e impreso en 3D y es de plástico compostable. Para filtrar el agua usan fibra de coco y carbón entre otras sustancias y puede ir conectado a la lavadora de ropa o al lavaplatos.

También presentaron su trabajo Valentina San Martín y Pedro Jiménez, quienes idearon un sistema que recicla latas de aluminio y las convierte en reflectores de la luz del sol para hacer madurar la fruta con colores parejos. Ellos son del colegio San Jorge de Talca, una ciudad vitivinícola y productora de frutas de exportación ubicada 147 millas al sur de Santiago.

La exposición de los jóvenes fue analizada por el profesor y candidato a doctor del MIT Diego Pinochet, quien destacó la inteligencia aplicada por los jóvenes a sus proyectos. “No sólo detectaron el problema, sino que también desarrollaron una posible solución. La dieron vuelta, fallaron y luego supieron llegar a soluciones que tienen un potencial tremendo a nivel de mercado y de la vida real”, sostuvo el profesor Pinochet.

Los jóvenes también visitaron una de las clases del MIT, donde compartieron con estudiantes del seminario de primer año que dirige la profesora Diane Brancazio, quien celebró el desarrollo de los innovadores. 

“Son proyectos que tienen una gran utilidad. Los estudiantes nos mostraron excelentes prototipos, sus diseños físicos se destacan por si mismo”, dijo la profesora Brancazio. La profesora Brancazio, quien realiza una introducción a los alumnos recién llegados al MIT, para que aprendan herramientas para diseñar proyectos creativos y con uso de tecnología, destacó el aporte social de los trabajos de los jóvenes chilenos, como por ejemplo el Cambio Climático. “Estos son temas muy importantes para los estudiantes en este momento, porque es el planeta en el que están viviendo y cómo ellos serán capaces de resolver los problemas que marcarán la diferencia en sus propias vidas”.

Los estudiantes chilenos llegaron a Boston luego de ganar las versiones 2020 y 2022 del concurso “Los Creadores” de la Fundación Kodea y acá fueron recibidos por ChileMass, una organización sin fines de lucro que promueve el intercambio tecnológico entre Chile y Massachusetts.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.