El Senado de Massachusetts aprobó el jueves 5 de mayo un proyecto de ley que permitiría a los residentes indocumentados obtener licencias de conducir en el estado.

La discusión cerró con 32 votos a favor y 8 en contra.

«Una vez más estamos llenos de felicidad, orgullo y gratitud por el voto histórico en el Senado de Massachusetts. La Legislatura ha apoyado rotundamente la Work and Family Mobility Act, permitiendo que todos los residentes del estado avancen hacia una mayor seguridad vial, mejor salud pública y una economía más vibrante, transformando profundamente la vida de inmigrantes indocumentados», señala un comunicado de Driving Families Forward Coalition.

El proyecto de ley fue aprobado por la Cámara en febrero con una votación de 120 a 36, ​​que fue suficiente para anular el veto del gobernador Charlie Baker.

La versión aprobada requeriría que las personas presenten alguna prueba de identidad como pasaporte extranjero vigente, un certificado de nacimiento, una licencia de conducir extranjera válida o un certificado de matrimonio emitido en Massachusetts. 

El proyecto de ley también establece que ser elegible para las licencias de conducir no conlleva el registro para elecciones.

“Ahora instamos al gobernador Baker a firmar el proyecto de ley y esperamos celebrar con él y todos nuestros aliados a medida que el proyecto se convierta en ley», indicó la coalición.

Si se convierte en ley, Massachusetts se uniría a otros 16 estados y al Distrito de Columbia que ya tienen leyes similares.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.