La alcaldesa de Boston, Michelle Wu, se unió a los defensores del transporte público para exigir la aprobación de una legislación que permita crear un a un programa de tarifas para personas con bajos ingresos para el sistema de servicios de la MBTA.

El evento fue organizado en la estación Park Street por Transit is Essential y Public Transit Public Good, dos coaliciones que representan a más de 70 grupos laborales, empresariales, comunitarios y de justicia medioambiental que trabajan para conseguir un servicio de la MBTA asequible y accesible para todos.

«Sabemos que Boston debe ser una ciudad para todos, el transporte público debe funcionar para todos (…) todos deben tener la libertad de moverse», indicó Wu.

Según los activistas, los datos muestran que una tarifa reducida para la MBTA permitiría a las personas con bajos ingresos hacer un 30% más viajes y garantizaría que las familias puedan viajar a múltiples destinos sin tener que decidir entre llegar a un destino, comprar alimentos, ir al médico u otras necesidades.

“Una tarifa de bajos ingresos tiene que ver con la accesibilidad. Necesitamos que nuestros legisladores estatales avancen y regresen el dinero a los bolsillos de nuestras comunidades”, señaló Mela Millas, de la organización Alternatives for Community and Environment

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.