(Foto: Wutrain)


El Concejo Municipal de Boston aprobó el miércoles 30 de marzo una ordenanza propuesta por la alcaldesa Michelle Wu en respuesta a una serie de protestas contra sus políticas que han afectado su vecindario.

Según la medida aprobada con una votación de 9-4, las manifestaciones que se realicen afuera de cualquier residencia deberán entrar en el horario de 9:00 am a 9:00 pm. Las protestas que no respeten las horas establecidas estarían prohibidas y por ello se pagaría una multa.

La orden no afectaría marchas o protestas que pasen por zonas residenciales, pero que no tengan como objetivo dirigirse a una vivienda en particular.

“Esta ordenanza equilibra las necesidades de nuestros residentes de tener privacidad y paz en sus hogares”, dijo el concejal Ricardo Arroyo en un comunicado. «Está estrictamente diseñada con limitaciones razonables de tiempo, lugar y formas de expresión».

Wu presentó la ordenanza en febrero después de semanas de protestas frente a su casa en Roslindale.

En enero, Wu se disculpó a través de las redes sociales con un vecino que comentó sobre la interrupción el sábado por la mañana.

“Boston tiene un fuerte legado de activismo y es importante defender y proteger la capacidad de alzar la voz para mantener fuerte nuestra democracia”, señaló Wu en un comunicado de febrero. “Pero en un momento en que la política nacional está tan dividida, no podemos normalizar el acoso y el odio que se derraman en nuestras comunidades”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.