fraude COVID-19

Un hombre de Massachusetts identificado como Adley Bernadin, de 44 años de edad, fue acusado el jueves 17 de marzo por fraude electrónico ligado a la ayuda federal para empresas durante la emergencia por la pandemia del COVID-19.

De acuerdo con la agencia de noticias AP, Bernadin obtuvo más de $400 mil en préstamos federales; sin embargo, tomó el dinero para pagos de hipotecas y otras deudas, incluidas las de su pareja.

Según la oficina del fiscal federal de Boston, el acusado fue puesto en libertad tras la comparecencia inicial ante el tribunal.

Solicitudes fraudulentas

El informe de las autoridades indica que en mayo del año 2020, Bernadin presentó una serie de solicitudes fraudulentas a nombre de una presunta compañía de atención médica a domicilio.

Las solicitudes formaban parte del Programa de Protección de Cheques de Pago, bajo el cual le fueron otorgados aproximadamente $400 mil.

La denuncia destaca que en su solicitud, el hombre tergiversó la información relacionada con el número de empleados de la empresa, así como los gastos de la nómina. También falsificó un formulario de impuestos.

Dinero desviado

Una vez recibió el dinero, Bernadin tomó los fondos para hacer pagos de la hipoteca de su casa, así como para hacer pagos pendientes a otras personas. Según la denuncia de los fiscales, un cheque de $135 mil fue firmado a una persona que se presume es su pareja.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.