El miércoles 23 de febrero la alcaldesa Michelle Wu junto a voluntarios y funcionarios realizaron el censo anual de personas que viven y duermen en las calles, refugios y viviendas de transición de la ciudad de Boston.

Por lo general, el censo de personas sin hogar es un mandato del Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano de EE.UU. como parte de la subvención de $38 millones que envía a Boston para destinar a viviendas y servicios para personas sin hogar, según un comunicado de la oficina de la alcaldesa.

Para el último recuento en Boston, el número de personas sin hogar disminuyó un 24,7%, de 2,115 personas en 2020 a 1,591 en 2021. En 2021, no se encontraron familias desprotegidas en las calles la noche del censo.

Los resultados del censo de este año estarán disponibles en los próximos meses, informó la ciudad.

Wu calificó el censo como una parte clave de los esfuerzos de la ciudad para terminar con la falta de vivienda.

«El censo anual de personas sin hogar de Boston es una oportunidad para evaluar la necesidad de vivienda en Boston y acercarse al objetivo de garantizar que cada residente tenga un hogar seguro y saludable», señaló Wu. «Con estos importantes datos, continuaremos tomando medidas para abordar la inseguridad de la vivienda en nuestros vecindarios».

Wu dirigió a aproximadamente 150 voluntarios que realizaron el censo de este año, recorriendo 45 áreas de la ciudad después de la medianoche, según el comunicado de la ciudad.

La información recopilada en el censo se comparte con los proveedores de servicios para personas sin hogar para ayudar en el programa Continuum of Care de Vivienda y Desarrollo Urbano.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.