El jueves 10 de febrero, un día después de que el gobernador de Massachusetts, Charlie Baker, anunciara que levantará el mandato de mascarillas para las escuelas el 28 de febrero, la alcaldesa de Boston, Michelle Wu, informó que la ciudad no se apegará a dicha medida.

Tal como explicó Baker, la orden estatal finalizará el 28 de febrero, pero los distritos aún podrán establecer sus propios requisitos según lo consideren adecuado.

 “La ciudad de Boston no está lista para levantar nuestro mandato de mascarilla, por lo que el nuestro permanecerá vigente por el momento”, señaló Wu en una conferencia de prensa.

Wu se reunió con un grupo de estudiantes de secundaria de BPS el miércoles y les pidió que levantaran la mano si creían que la ciudad debería mantener el uso de mascarillas después del 28 de febrero y casi todos lo hicieron, compartió la alcaldesa por la noche en un tweet, como muestra de que algunos estudiantes aún no se sienten preparados para dejar las mascarillas.

Baker y el comisionado del Departamento de Educación Primaria y Secundaria, Jeffrey Riley, indicaron que la decisión de abandonar el mandato se tomó en conjunto con expertos en enfermedades infecciosas, el Departamento de Salud Pública y médicos.

Por otra parte, Wu indicó que “nuestra Comisión de Salud Pública de Boston ha determinado que necesitamos ver una constante tendencia a la baja (…) Al mismo tiempo, tengo dos hijos en nuestras escuelas y sé que han sido años muy desafiantes para todas nuestras comunidades escolares”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.