Un juez de la Corte de Apelaciones de Massachusetts emitió el jueves 27 de enero una suspensión temporal del mandato de vacunación contra COVID-19 para los bomberos sindicalizados y ciertos oficiales de policía de Boston.

La agencia Associated Press informó que en la última semana de enero dichos sindicatos apelaron un fallo del Tribunal Superior estatal que denegó una solicitud para frenar temporalmente la medida. Mientras el tribunal estudiaba el caso, la Federación de Oficiales Superiores de la Policía de Boston pidió a la alcaldesa de Boston, Michelle Wu, que también pospusiera la aplicación del mandato a los maestros y oficiales de patrulla sindicalizados.

Wu respondió que el 95 % de los trabajadores de la ciudad ya han sido vacunados contra el virus.

Con el reciente dictamen del juez, el sindicato dijo que la ciudad no podrá hacer cumplir la orden contra los bomberos, supervisores de policía o detectives hasta que se haya decidido la apelación de los sindicatos.

Los sindicatos se han enfrentado en público y en los tribunales con Wu sobre el mandato, incluso cuando la mayoría de los trabajadores de la ciudad ya han cumplido con su requisito de recibir al menos una dosis de una vacuna COVID-19 antes del domingo, o se enfrentan a ser puestos en licencia sin pago.

El sindicato de bomberos quiere que la ciudad brinde la opción de someterse a pruebas semanales de COVID-19 en lugar de vacunarse. 

Wu inicialmente fijó la fecha límite para el 15 de enero, pero la retrasó hasta el domingo ante la oposición de los sindicatos.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.