Michelle Wu, alcaldesa de Boston, informó que los trabajadores de la ciudad tendrán una semana adicional para mostrar su certificado de vacunación contra el COVID-19, de lo contrario, se enfrentarían a una medida disciplinaria.

La orden entraba en vigencia este lunes 24 de enero, y cualquier empleado que no tuviera al menos una dosis de la vacuna habría sido puesto en licencia administrativa sin goce de sueldo.

Pero Wu anunció el domingo que debido a las “conversaciones con los sindicatos municipales” los trabajadores tendrán una semana más para vacunarse contra el COVID-19. Entre el 25 y el 30 de enero no se tomará ninguna acción disciplinaria contra aquellos que aún no estén vacunados.

“A medida que la Ciudad continúa teniendo conversaciones productivas con los sindicatos municipales, los empleados tendrán una semana más para cumplir con la política de vacunación de la Ciudad”, anunció la Alcaldía el domingo en un comunicado de prensa.

Este lunes 24 de enero algunos bomberos protestaron frente al Ayuntamiento de Boston, argumentando que viola una medida sindical que les permite hacerse pruebas semanales si se niegan a vacunarse.

“Queremos resolver esto. Creemos que debería ser justo para todos (…) Nuestro mensaje principal es pedirle a Michelle Wu que se siente en la mesa de negociaciones”, dijo a CBS News el presidente de Local 718 de Bomberos de Boston, John Sarrom.

Desde que se anunció la política el 20 de diciembre, más de 1,600 empleados se han vacunado, informó Wu. Hasta el domingo, 18,265 han cumplido con la política, indicó la ciudad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.